Barkley está cerca de volver a los emparrillados, pero es muy difícil que lo haga este jueves. Foto: AP
Los Giants llegan al partido del jueves desfavorecidos ante la mejor defensiva de la NFL y su corredor estelar aún no estaría al 100 por ciento

EAST RUTHERFORD.- Es improbable que el corredor de los Giants, Saquon Barkley, juegue el Jueves por la Noche frente a los Patriots pese a regresar a las prácticas la semana pasada, dijeron múltiples fuentes. Había tenido la mira puesta en el partido de esta semana como potencial fecha de regreso.

Además, existe una posibilidad real de que los Giants estén sin el ala cerrada Evan Engram, quien lidia con un esguince de ligamento medial cruzado y podría no estar suficientemente sano para medirse ante Nueva Inglaterra. Engram lleva paso para una temporada récord con 33 recepciones para 373 yardas y dos touchdowns.

Barkley ha estado lidiando con un esguince en la parte alta del tobillo sufrida el 22 de septiembre en contra de los Buccaneers. Tiene programado volver a entrenar el martes, pero no se espera que reciba alta médica a tiempo para lidiar con los rigores de un partido.

El head coach Pat Shurmur dijo el lunes que los Giants harán lo que sea mejor para el equipo, y Barkely regresaría cuando pudiera jugar a un alto nivel, y protegerse. Es prácticamente una certeza que no sucederá el jueves. Sentar a Barkley contra unos invictos Patriots le brinda unos 10 días adicionales para recuperarse a tiempo para un duelo de la Semana 7 frente a los Cardinals.

No tener disponible a Barkley deja a los Giants (2-3) cortos en contra de la mejor defensiva de la liga. El corredor Wayne Gallman y el receptor abierto Sterling Shepard también se perderán el partido de jueves por la noche. Ambos sufrieron conmociones.

Nueva Inglaterra está permitiendo 6.8 puntos por partido en la campaña.

El novato no reclutado Jon Hilliman y el fullback Elijhaa Penny, un corredor convertido, esperan llevar la carga sin Barkley ni Gallman. Austin Walter también podría ser elevado desde la escuadra de prácticas. Una alternativa desde afuera parece complicada con tan poco tiempo.

El plazo original reportado para Barkley era de 4 a 8 semanas. Han pasado 16 días desde la lesión.

Parecía que Barkley superaría el pronóstico cuando regresó al campo de prácticas la semana pasada, y comezó a correr y realizar cortes casi a velocidad total en un campo lateral con un preparador físico. Mejoró conforme progresó la semana e incluso pudo trabajar con la escuadra de prácticas el viernes.

Barkley fue listado como partícipe limitado en el reporte de lesionados proyectado del lunes, con los Giants en la semana corta.

“Lo está haciendo grandioso”, dijo Shurmur el lunes, antes de agregar que Barkley estaba más cerca de volver.