Archivo
Los recursos son utilizados por algunos alumnos de la Narro en la compra de bebidas alcohólicas

Es  imposible que el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador pueda controlar el buen o mal uso que los jóvenes estudiantes dan a las becas Benito Juárez, opinó Reyes Flores Hurtado, delegado del Gobierno Federal en el estado de Coahuila.

Al darse a conocer por VANGUARDIA que la Rectoría de la Universidad Agraria Antonio Narro ha detectado un problema de ingesta de alcohol desmedido en algunos de sus estudiantes, la cual se solventa con recursos de las becas “Escribiendo el Futuro”,

Flores Hurtado opinó que para el Gobierno Federal estas excepciones no son preocupación.

“No podemos controlar a los estudiantes que hagan mal uso de la beca, evidentemente el riesgo de que haya alguien que no la use para los fines determinados por la Presidencia de la República, pues existe, pero no nos vamos a detener en eso, hay muchas historias de éxito que se han escrito con la beca Benito Juárez y creo que la gran mayoría tienen que ver con chavos que se les ha resuelto un problema fuerte económico para continuar haciendo o cumpliendo con sus estudios”, dijo.

Señaló que el objetivo de la Federación es que el menos el 80 por ciento de los beneficiarios de estos apoyos económicos aprovechen el recurso para continuar sus estudios y apoyar económicamente a sus familias.

Consideró que si el al menos el 20 por ciento de los alumnos favorecidos con las becas, malgastan el recurso que les envía el Gobierno Federal, ya es un problema de responsabilidad propia, e hizo el llamado a los jóvenes a ocupar su recurso en cosas verdaderamente útiles.

“Si el 80 por ciento la utiliza para bien y le sirve para continuar con sus estudios ya ganamos, pero no es preocupación del Gobierno de la República las excepciones”, dijo.

MALGASTAN LA BECA ‘BENITO JUÁREZ’

Luego de que se integró a más de 5 mil estudiantes a la convocatoria de las Becas Benito Juárez del Gobierno Federal, la UAAAN recibió el apoyo económico para mil 834 estudiantes con alto grado de marginación.

> El apoyo económico oscila entre los 4 mil 800 pesos bimestrales.

> El beneficio comenzó a repartirse en los primeros meses de 2019.

> Algunos de los alumnos, utilizan este recurso en la compra de bebidas embriagantes.

> Existe una venta desmedida de alcohol en las cercanías de la Universidad, fundada en 1923 y ya se pidió ayuda al Ayuntamiento local y sus autoridades policiacas.