Foto: Vanguardia/Cuartoscuro
Al presentar el proyecto Jóvenes Construyendo el Futuro, Andrés Manuel López Obrador advirtió que en su gobierno no va a perseguir a nadie ni meterá a la cárcel a famosos de la política o el espectáculo, pues no es su fuerte la venganza.

Al presentar el proyecto Jóvenes Construyendo el Futuro, Andrés Manuel López Obrador advirtió que en su gobierno no va a perseguir a nadie ni meterá a la cárcel a famosos de la política o el espectáculo, pues no es su fuerte la venganza.

“No vamos a perseguir a nadie, lo dije en la campaña, no es mi fuerte la venganza, no vamos a la política de siempre, de, por razones de espectacularidad, meter a la cárcel a algún famoso de la política, del sector empresarial o incluso del mundo del espectáculo, nada de eso, no necesitamos eso”, sentenció.

Sobre el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, López Obrador, acompañado de Luisa María Alcalde, futura secretaria del Trabajo, destacó que se destinarán más de 110 mil millones de pesos para jóvenes de entre 18 y 29 años, con lo cual se busca contener, entre otros, la inseguridad y la delincuencia.

Ello se logrará, dijo, aplicando incluso una austeridad franciscana.

Andrés Manuel López Obrador expuso que ayudar a la capacitación de jóvenes beneficiará a que en el país exista paz y tranquilidad.

Detener la delincuencia, dijo, depende de atender las causas.

Trabajo con Banxico. Antes, al mediodía, en reuniones privadas, López Obrador y banqueros ratificaron su intención de colaborar juntos en el próximo gobierno.

Tras un encuentro en la casa de transición, el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, detalló que hizo una revisión sobre el crecimiento del país y acordaron trabajar en conjunto para mantener la estabilidad y una inflación baja.

 

Al concluir el encuentro, el funcionario aseguró que fue un intercambio sobre retos “para seguir construyendo diálogo y una agenda de trabajo, como corresponde al Banco de México, para cumplir con su mandato de tener una inflación baja y estable, así como un entorno de estabilidad”.

En reunión por separado, López Obrador también recibió a Brian Porter, presidente en jefe y ejecutivo de Scotiabank; Enrique Zorrilla, director general de ese mismo banco en México; Guillermo Babatz, ex presidente ejecutivo de la CNBV y miembro de la Junta Directiva de esa institución, e Ignacio Deschamps, director de Banca Internacional y Transformación Digital de Scotiabank a nivel global.

Más tarde, López Obrador acudió a una cena privada con directivos e integrantes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), a la que acudieron el Director General de EL UNIVERSAL, Juan Francisco Ealy Lanz Duret, así como el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar, entre otros.

En Concamin, López Obrador dijo que su gobierno no cerrará la economía y protegerá a empresas y la industria. Expuso que se ha querido hacer a un lado al Estado de las labores de seguridad interior, pero ahora se apoyará en Ejército y Marina.