Superiores. Fue un total de 5 bateadores de San Diego que conectaron de jonrón en el juego
San Diego cobró venganza de la derrota del sábado y ayer humilló en la Ciudad de México a los Astros de Houston
3 de abril es la fecha de arranque de la temporada de Grandes Ligas

MÉXICO.-  Jabari Blash, Adam Rosales y Jon Jay sacudieron jonrones dentro de una ofensiva de nueve carreras en el primer inning, y los Padres de San Diego vapulearon 21-6 a los Astros de Houston en la primera serie de equipos de Grandes Ligas en la capital de México en 12 años.

Para César Vargas, el pitcher de los Padres, el juego fue muy especial. Vargas nació en Puebla, por lo que familiares y amigos no dudaron en acudir a la Ciudad de México para verlo lanzar en su país natal y el lanzador no los decepcionó.

Vargas recetó cinco ponches al cubrir tres innings sin permitir carreras, su salida más larga de la pretemporada. Uno de sus ponches fue contra el venezolano Marwin González, y la afición local lo celebró con euforia.

“Muchos que juegan béisbol tienen el sueño de lanzar en su país con un equipo de Grandes Ligas, así que esto fue muy especial para mí”, dijo el serpentinero Vargas. “Tuve una motivación extra jugar frente a mi familia que vino hoy”.

Blash, quien debió salir del juego del sábado en el sexto cuando un pitcheo le pegó en la cabeza, conectó un jonrón de tres carreras. Rosales añadió uno de dos anotaciones y Jay la desapareció para traer tres carreras.

Travis Jankowski y Casey McElroy también dispararon jonrones por los Padres, que sacaron provecho de la altura de la Ciudad de México, de 2.240 metros sobre el nivel del mar.

El venezolano Yangervis Solarte impulsó dos carreras para San Diego, que perdió 11-1 ante los Astros el día previo. Colin Moran jonroneó por Houston.

“Ha sido una jornada interminable. No es ideal arrancar un juego de esa manera, pero teníamos a muchos lanzadores jóvenes y ellos aprovecharon. Es una derrota que duele”, señaló el mánager de los Astros A.J. Hinch.

La última vez que Ciudad de México recibió juegos de Grandes Ligas fue en marzo de 2004, cuando los Astros enfrentaron a los Marlins en el Foro Sol. Esta serie se disputó en el estadio Fray Nano, con capacidad para 5 mil fanáticos.

“En términos generales, diría que ha sido una gran experiencia venir acá y representar al béisbol y a nuestro cultura”, declaró el manager de los Padres Andy Green.

A.J. Hinch, aprovechó para manifestar su deseo y el de la institución de regresar a la Ciudad de México, luego de tener una “maravillosa” serie frente a los San Diego Padres.

“A pesar del resultado de hoy, nos encantó estar aquí en México. Fue una gran experiencia para los jugadores, entrenadores, para mí. Los aficionados son geniales al igual que la atmosfera”, indicó.

Sobre futuros juegos en la Ciudad de México, Hinch afirmó que le recomendará a los otros equipos jugar aquí, gracias a lo que vivió en estos dos días.

“Fue una gran idea. Queremos agradecer a la MLB y a México, a todos los involucrados. Somos afortunados de pertenecer a esto y a mi me encantaría regresar a México”, culminó.