Especial
La Pronnif informó que el proceso de investigación contra la madre continúan y que los menores permanecerán en la Casa Cuna, mientras se deshaogan las diligencias

Luego de que la Pronnif retiró del seno familiar al hermano mayor de la bebé recién nacida que fue abandonada en un baldío en el municipio de Ramos Arizpe,  familiares de los pequeños señalaron que los abuelos pelearían la guardia y custodia para que sus nietos permanezcan a su lado.

Este sábado la hermana de Wendy, madre de los menores en cuestión, declaró a VANGUARDIA que la joven no habría regresado al domicilio tras recibir su alta médica y que en los días posteriores a los hechos, sus padres, abuelos de los menores han acudido a las instalaciones de la Pronnif para solicitar la custodia de los menores.

“Nosotros queremos que nos los regresen a los dos, también a la niña la queremos. Aquí mi sobrino es el rey de la casa y todos siempre lo cuidamos mucho, por eso no sabemos qué fue lo que pasó en ese momento, ni mi hermana sabe, ella solo dijo que no escucho llorar a la niña y por eso hizo lo que hizo”, apuntó.

Lo que aseguró que la familia entera realizaron las diligencias necesarias para recuperar al menor de un año y medio, y a la recién nacida en caso de que la Procuraduría de los Niños Niñas y la Familia determine que su madre no es apta para cuidarlos.

En tanto, la Pronnif informó que el proceso de investigación contra la madre continúan y que los menores permanecerán en la Casa Cuna, mientras se deshaogan las diligencias.

Trascendió extraoficialmente que la madre se encuentra detenida en el Ministerio Público de Ramos Arizpe, sin embargo, hasta el momento se desconoce su situación jurídica.