Si usted es una de esas pobres almas atormentadas por el abrumador ambiente de las celebraciones decembrinas, quizás se anime un poco de saber que no todas las cintas clásicas de la temporada versan sobre el misticismo de las fiestas.

No todas las pelis ambientadas en esta época del año discursan sobre descubrir el “verdadero significado de la Navidad”.

Hollywood también le supo meter al natalicio de Baby Yisus muchas risas, harto balazo, misterio, sexo, droga, crimen, criaturas sobrenaturales, súper héroes y todas esas cosas que nos chiflan, pero sólo en las fantasías fílmicas.

Estas son, para que acompañe su recalentado, las pelis navideñas para gente que odia la Navidad.

DIE HARD.- Duro de Matar. 1988. Dir. John McTiernan. ¿Qué podemos agregar sobre este indiscutible clásico anti-navidad? Veintitrés muertos entre balaceras y explosiones y uno de los villanos más despiadados de las cintas de acción, Hans “Snape” Gruber.

Una de esas películas a las que ya le perdimos la cuenta de cuántas veces la hemos visto, porque si estamos haciendo “zapping”, y vemos que la están pasando, lo más seguro es que la dejemos correr nada más para sentir la compañía de nuestro viejo amigo, John McLane.

 TRADING PLACES.- De Mendigo a Millonario. 1983. Dir. John Landis. Una de las comedias mejor logradas con el aún temprano Eddie Murphy. Una lectura a lo Wall Street en tono de farsa del clásico de Mark Twain, “Príncipe y Mendigo”, con Dan Aykroyd en el otro rol estelar.

¡Alerta de spolier! Jamie Lee Curtis con menos de 25 años topless. Si eso no le quita el sabor amargo a su Navidad, usted es caso perdido.

EYES WIDE SHUT.- Ojos Bien Cerrados. 1999. Dir. Stanley Kubrick. No todo el cine en esta lista es desmadre. La última entrega en la vida de este realizador excepcional está a la altura de cualquiera de sus clásicos previos, tanto en la forma como en el fondo.

Sus significados son motivos de tratados, ensayos y tesis. Su simbología del color y su enigmático discurso, su montaje, la perfección de sus encuadres, la pareja más bellam de Hollywood del fin de siglo –Kidman Cruise–, su suspenso, la música perfectamente insertada. Imposible aburrirse. Más desnudos parciales en contexto navideño.

GREMLINS.- 1984. Dir. Joe Dante. Realmente nunca supe a quién podía ir dirigida esta cinta, pues si bien tiene unas criaturitas muy simpáticas, muy a lo Spielberg –quien de hecho fue el productor ejecutivo–, tiene un tono oscuro y algunas escenas bastante violentas como para considerarla infantil. Una fabulita de horror, enmarcada en la Navidad, que vale la pena volver a revistar.

LETHAL WEAPON.- Arma Mortal. 1987. Dir. Richard Donner. Es cuando una película de fórmula está bien hecha que entendemos la razón de ser de dichas fórmulas. La pareja dispareja, el policía serio, riguroso y apegado a las reglas y el extrovertido, temerario e irreverente, ambos con conflictos más profundos que seguiríamos explorando durante tres entrañables películas más.

Una vez más, la calurosa Navidad en Los Ángeles, CA, como telón de fondo para una comedia de acción de las que ya no se hacen.

BRAZIL.- 1985. Dir. Terry Gilliam. La referencia a la Navidad en esta peli es breve, sin embargo basta para que la incluyamos en esta lista. La adaptación muy libre de “1984” de George Orwell, sobre el hombre contra el “Big Brother” es, como todo lo que teje el ex-Monty Python, asombrosamente elaborado en su tono, su discurso y su dirección de arte.

THE APARTAMENT.- El Apartamento. 1960. Dir. Billy Wilder. Una anécdota en clave de comedia romántica sobre machismo, sexo extra marital, sumisión femenina. Me encantaría el comentario de las feministas a ultranza sobre esta cinta que se dice, es la mayor influencia de la que para muchos es la mejor serie de todos los tiempos: “Mad Men”.

Ganadora del Oscar a mejor película y dirección en su año. Jack Lemmon y Shirley MacLane insuperables.

BATMAN RETURNS.- Batman Regresa, 1992. Dir. Tim Burton. La segunda entrega de esta mal lograda saga fue aún más compleja y estéticamente elaborada que la película original que marcó un hito único en la industria. Tenían que pasar muchos años de prueba y error para que los efectos digitales se encargaran de narrar las cintas de héroes de historieta. Pero si quiere una peli artesanal del género, muy oscura y abigarrada para su Navidad, ésta es su elección. De los tiempos en que Burton hacía buenos filmes.

Por cuestión de espacio y que ya se me quema el pavo voy a cortar aquí. Sólo citaré otros títulos con los que seguro se divertirá sin que nadie le pueda reprochar por no estar viendo una película navideña.

“Kiss Kiss, Bang Bang”, Entre Besos y Tiros. 2005. Dir. Shane Black. “In Bruges”, En Brujas. 2005. Dir. Martin McDonagh. “L.A. Confidential”. 1997. Dir. Curtis Hanson. “Less Than Zero”. 1987.  Dir. Marek Kanevskaya. “La Invención de Cronos”. 1993. Dir. Guillermo del Toro.