Foto: Especial
Información sobre la próxima reunión entre Estados Unidos y China aumenta el apetito por activos que son considerados de riesgo

El peso mexicano avanza por segunda jornada en las primeras horas de este jueves. La moneda local se aprecia en un contexto de menor aversión a los activos de riesgo, debido a información relacionada con la guerra comercial de China y Estados Unidos. El tipo de cambio se ubica en un nivel de 19.6714 unidades por billete verde.

Los inversionistas adoptan posiciones menos defensivas ante la noticia de una reanudación de las negociaciones comerciales entre representantes de ambos países. Contra su cierre oficial de ayer, de 19.7600 unidades con datos del Banco de México (Banxico), la ganancia para el peso es de 8.86 centavos, equivalente a 0.44 por ciento.

La de hoy es una jornada de movimientos moderados en un rango de 11 centavos, entre un máximo de 19.7260 unidades y un mínimo de 19.6159 pesos por dólar. Los mercados se entusiasman con datos positivos sobre el cambio de empleo no agrícola en Estados Unidos, así como con su cifra sobre el indicador PMI no manufacturero.

"Las divisas latinoamericanas operan al alza tras conocerse que los representantes de China y Estados Unidos acordaron reunirse en octubre. El mercado responde favorablemente a esta noticia comercial con mejores resultados de las bolsas de valores y divisas de la region", dijo Alfonso Esparza, analista de OANDA.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense ante seis monedas de referencia, cae por segunda jornada al hilo y con un movimiento de -0.11%, se ubica en 98.35 unidades. El mejor panorama geopolítico impulsa a las monedas de otras naciones, incluidas las emergentes, consideradas de riesgo.

Decisiones sobre el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea son un factor de confianza para los mercados, luego de que la Cámara de los Comunes votó en contra de una salida sin acuerdo. Por otra parte, en Hong Kong, se retiró una iniciativa de extradición a China que ocasionó protestas durante tres meses.