Especial
El rechazo a la mutilación genital femenina se patentizó ayer.

NAIROBI, KEN.- La lucha contra la mutilación genital femenina (MGF) en África ha visto un gran despegue en los últimos años con el compromiso de gobiernos y comunidades, pero debe acelerarse para que tenga un efecto significativo, advirtieron ayer organizaciones del continente.

“Si queremos hablar del fin de la MGF en África, hay que acelerar” la lucha, declaró el doctor Peter Nguura, director de programas contra esta práctica de la ONG Amref Health, en coincidencia con el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

“Hay niñas que nacen y nacerán en estos países, así que, si no tenemos un camino acelerado de reducción, puede incluso que las tendencias positivas no tengan un efecto significativo”, alertó.

“No hay cifras exactas de cuántas mujeres han sido sometidas a ablación, pero se calcula que al menos 200 millones de niñas y mujeres en treinta países han sufrido esta intervención”, dijo Asha Ismail, fundadora de la ONG Save a Girl Save a Generation.