Foto: Especial
Pone en peligro recursos naturales y especies protegidas en beneficio de intereses particulares, advierten. El proyecto fue avalado en comisión por legisladores que desconocían su contenido, señalan

Los recursos naturales del país, desde los genéticos, con el conocimiento tradicional que sobre ellos tienen las comunidades indígenas, las áreas protegidas, hasta especies bajo cuidado especial, como las tortugas, están en ries-go con el dictamen de la ley de biodiversidad que este martes podría entrar al pleno de la Cámara de Diputados para su aprobación.

La Coalición Ciudadana ante la Ley General de Biodiversidad, integrada por representantes de organizaciones y académicos, señaló que la Comisión de Medio Ambiente aprobó el dictamen sin quórum, con tan sólo 15 legisladores, la mayoría desconocía el contenido de la propuesta, y así se prevé llevar a votación el futuro de los recursos que han sido resguardados durante siglos por las comunidades indígenas.

En conferencia de prensa, David Ruiz, de la Red Nacional Indígena, indicó que se debe dar cumplimiento pleno a los derechos de las comunidades, ya que es una ley que directamente les concierne, pero no ha sido difundida y los pueblos indígenas no han participado en la elaboración de la iniciativa. Aunque el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo plantea que se deben realizar las consultas, esto no se ha hecho, pese a que en la mayoría de las 160 áreas naturales protegidas hay pueblos indígenas y éstos son los guardianes de esa riqueza.

Adelita San Vicente, de la organización Semillas de Vida, sostuvo que el grupo Salinas tiene intereses en el sector energético y en minería, y en Baja California ya explotan un yacimiento. La senadora Ninfa Salinas, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, promueve la iniciativa.

Agregó que el beneficio directo de esta legislación será para industrias que utilizan recursos genéticos, como la farmacéutica, cuyo mercado asciende a 955 mil millones de dólares, el de la industria cosmética es de 426 millones de dólares y el de alimentos y bebidas de 11.6 billones de dólares, de acuerdo con datos de la Convención de Diversidad Biológica. Cuando se habla de la biodiversidad, se trata del futuro de la alimentación del planeta, precisó.

Ejemplificó que el barbasco es una planta que se encontró en México el siglo pasado y fue la base de los anticonceptivos. Las mujeres indígenas sabían que era una medicina que curaba enfermedades femeninas. La empresa Sintex lo comercializó, acrecentó su riqueza, pero a las comunidades no llegó nada.

Ninfa Salinas Pliego, promotora de la iniciativa. Foto: Especial

Se perderá todo

El investigador Carlos Ávila refirió que con esta iniciativa se podrán patentar los genes y el conocimiento tradicional, en beneficio de la industria cosmética o farmacéutica, se ha perdido soberanía con los recursos naturales como el petróleo, y con esta iniciativa se perderá todo.

En la Coalición Ciudadana ante la Ley General de Biodiversidad participan alrededor de 200 organizaciones y cientos de personas en rechazo a la iniciativa. Los asistentes explicaron que a esta oposición se suman las fracciones parlamentarias de Morena y el PRD, que presentaron una inconformidad en la sesion plenaria de la Camara de Diputados el 22 de marzo, mientras la bancada del PAN planteo hacer cambios a la minuta al considerar que es incompatible con la proteccion del medio ambiente.

El 27 de marzo el Congreso de Oaxaca aprobo? un punto de acuerdo para exhortar al Congreso de la Union a que la legislación sea sometida a un verdadero proceso de consulta con los pueblos y comunidades.