En la vida es tan importante ver hacia adelante para anticipar lo que vendrá, como hacer un alto en el camino para reflexionar sobre el camino andado. Sin embargo, en el espíritu del final de un año tan positivo en la lucha por el respeto y reconocimiento de los derechos de acceso a la información y de protección de datos personales, quisiera por ahora adelantar de manera enunciativa, que no limitativa, algunos temas prioritarios para el Inai durante el próximo año. 

En principio, considerando que el 5 de mayo de 2016 se cumple el plazo para poner en marcha el Sistema Nacional de Transparencia (SNT), los primeros meses del año deberemos dedicarlos a impulsar los mecanismos necesarios para concluir los temas pendientes que aún existen al respecto; objetivo para el cual será vital que la labor de cada una de las once comisiones que conforman el SNT y de su Consejo, el cual me honro presidir, deberá ser puntual, precisa, consensuada y oportuna. 

En el mismo sentido, una de las tareas pendientes más importantes implica redoblar el esfuerzo con los congresos estatales para completar el proceso de armonización de las leyes locales de acceso a la información con la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública. Si bien algunos estados han completado ya esta tarea, aún restan 27 procesos locales y el correspondiente a la Ley Federal por concluir; razón por la cual, continuaremos atentos al acompañamiento que resulte necesario para apoyar los procesos que conduzcan a su conclusión en tiempo y forma. 

En la misma línea de trabajo legislativo, pero a nivel federal, 2016 estará marcado también por el debate en torno a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, la Ley General de Protección de Datos Personales y la Ley General de Archivos, y su posterior promulgación. Confiamos plenamente en que los legisladores tomarán en cuenta lo que la sociedad organizada y el Inai hemos observado en los proyectos de cada una de estas leyes con la finalidad de contar con normativas coherentes, de vanguardia y propias de un estado democrático como el nuestro. 

Y justamente porque en la democracia los organismos autónomos juegan un papel fundamental, otra de las labores más importantes del próximo año será continuar trabajando para consolidar la autonomía que nos fue otorgada; de manera que sea posible cumplir a cabalidad con la protección del derecho de acceso a la información y protección de datos personales. Cualquier obstrucción en este sentido debe ser señalada y despejada. 

Todo esto, junto con nuestro firme compromiso para continuar coadyuvando, desde el fortalecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas, a la construcción del Sistema Nacional Anticorrupción; así como a sentar las bases, desde ahora, para su futura articulación con el Sistema Nacional de Transparencia. 

A nivel internacional el Inai continúa como un referente, es vanguardia en muchos sentidos y es una institución que pone en alto el nombre de México. No sólo se trata de trabajar al interior de nuestro país, nos hemos comprometido con países latinoamericanos hermanos en coadyuvar al máximo posible en el avance de estos temas tan sustantivos para nuestras democracias. Asimismo, seguiremos impulsando las tareas que se desprenden de nuestro papel como titulares de la Red Iberoamericana de Protección de Datos y miembros del Secretariado Tripartita de la Alianza por el Gobierno Abierto. 

Finalmente, 2016 se prevé también como un año en el que seguiremos explorando nuevas formas creativas, inteligentes y propositivas para incrementar el 6% de las mexicanas y mexicanos que reporta haber ejercido sus derechos de acceso a la información y protección de datos; meta que refrendamos como una de las principales tareas de esta institución. 

Con este panorama, cierro esta columna por lo que resta del año para, si así me lo permiten, seguirles compartiendo estas reflexiones y notas en torno al mundo que rodea el acceso a la información y la protección de datos personales en enero. Mientras tanto, reciban mis mejores deseos para estas fiestas y que tengan un próspero 2016. 

Comisionada presidente del INAI