En medio de la cuarentena, las ventas de la estatal cayeron 52% en el segundo trimestre, pero el salvavidas fiscal que le lanzó el gobierno le permitió bajar 77% el pago de impuestos y mitigar el impacto.Foto: Tomada de Internet
En medio de la cuarentena, las ventas de la estatal cayeron 52% en el segundo trimestre, pero el salvavidas fiscal que le lanzó el gobierno le permitió bajar 77% el pago de impuestos y mitigar el impacto

Durante el segundo trimestre del año, en medio de la cuarentena para contener el avance de la Covid-19, Petróleos Mexicanos (Pemex) aligeró sus pérdidas financieras a 44,337 millones de pesos, cifra inferior en 16% respecto de la observada durante el mismo trimestre del año anterior.

Lo anterior fue posible pese a la abrupta contracción de las ventas de la petrolera gracias a que este descenso fue más que compensado por la reducción de sus costos operativos y la fuerte reducción en el pago de impuestos a la federación.

De abril a junio, las ventas de la estatal petrolera se contrajeron 51.8% a 181,693 millones de pesos, un nivel mínimo de cuando menos una década, producto de una baja de 54.4% de las ventas nacionales y de 48% en las ventas de exportación.

 

“Las variables más importantes que explican esta situación son la disminución de los volúmenes vendidos debido a la baja en la actividad económica como consecuencia de la Covid-19 y la baja en los precios a nivel mundial”, informó Pemex en su reporte.

Pero al ser Pemex un revendedor importante de productos refinados de importación, la estatal también se benefició de la baja de precios, pues sus costos de venta bajaron 45.7% a 153,140 millones de pesos “como resultado de una disminución de 95,600 millones de pesos en compra de productos para reventa”, explicó la empresa.

Durante el segundo trimestre del 2020 el precio de importación de petrolíferos como la gasolina se redujo 56%, al pasar de un promedio de 86 dólares por barril a 37.6 dólares.

Sin embargo, la mayor ayuda financiera para la estatal durante el segundo trimestre fue su alivio impositivo, ya que su pago de impuestos cayó 77.1% a 23,625 millones de pesos.