Foto: Especial
Los analistas del gobierno estadounidense calculan que el precio del crudo texano WTI pasará de 65.18 dólares como promedio anual 2018 a 54.19 dólares el próximo año, mientras que el crudo tipo Brent caerá de 71.40 a 61.00 dólares

CDMX.- Hay malos augurios en 2019 para economías ligadas a la exportación de petróleo crudo, como la mexicana. El Departamento de Energía de Estados Unidos prevé el derrumbe del precio del hidrocarburo en casi 11 dólares por barril para el próximo año.

Las proyecciones de la caída de precios del aceite en los mercados internacionales, elaboradas por la US Energy Information Administration, se da a horas de que el gobierno mexicano presente el paquete económico 2019, el cual tiene la expectativa del valor de la mezcla mexicana de exportación para efectos presupuestales.

Los analistas del gobierno estadounidense calculan que el precio del crudo texano WTI pasará de 65.18 dólares como promedio anual 2018 a 54.19 dólares el próximo año, mientras que el crudo tipo Brent caerá de 71.40 a 61.00 dólares.

Ambos tipos de aceite son tomados por el Congreso y el gobierno mexicanos como referencias para fijar los precios de la mezcla del crudo que se destina a los mercados externos.

Hasta octubre de este año, México vendió su petróleo a un promedio de 62.83 dólares por barril. Con ese valor y una plataforma de exportaciones promedio de un millón 345 mil barriles diarios, el País ingresó 22 mil 683 millones de dólares en los primeros 10 meses del año.

Una baja de casi 11 dólares para 2019 colocaría al crudo mexicano en una banda de entre 51 y 52 dólares, una baja importante de recursos aun manteniendo un volumen de ventas similar al de este año.

La buena noticia es para los casi 34 millones de usuarios de vehículos automotores en México, porque el gobierno estadounidense prevé que el precio promedio nacional de la gasolina que se venderá en ese mercado se reducirá de 2.73 a 2.50 dólares por galón, con el consecuente impacto en los precios que fijará para efectos de exportación.