Foto: Especial
El nombramiento de Rosario Piedra al frente de la CNDH ha generado fuertes divisiones entre grupos políticos

Ciudad de México. Diversas organizaciones civiles de derechos humanos lanzaron este sábado una petición en la página de Internet change.org para solicitarle a la nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, que renuncie a su cargo por razones éticas, pero también por respeto a su trayectoria personal y a las víctimas.

La carta —firmada por la Red por los Derechos de la Infancia en México, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, el Grupo de Información en Reproducción Elegida, Equis –Justicia para las Mujeres y Causa en Común AC—subrayó la importancia de la autonomía de la CNDH y apeló a la sensibilidad de Piedra en su calidad de víctima.

“La Presidencia de la CNDH no puede estar al servicio, en vínculo político o bajo presiones de las autoridades y quienes gobiernan al país, porque anula su objeto esencial: la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano”, enfatizó la petición.

“Rosario, tú como familiar de una víctima sabes cuánta falta hacen instituciones alejadas del poder político y partidista. Sabemos de tu compromiso con la justicia y de tu lucha de años en contra de las violaciones a los derechos humanos. También respetamos que hayas optado por la militancia política para transformar a México. Sin embargo, la ley es muy clara en el Capítulo II. De la elección, facultades y obligaciones del Presidente de la Comisión en el párrafo 'IV.- No desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación’ porque afecta su independencia”, recalcaron las organizaciones promoventes.

Foto: Especial

Debido a lo anterior, los colectivos afirmaron que hay tres razones que obligarían éticamente a Piedra Ibarra a renunciar a su cargo para que el Senado reponga todo el procedimiento: el proceso de elección estuvo lleno de irregularidades, su militancia en Morena y su pertenencia al Consejo Nacional de ese partido desde 2015, y el hecho de que en sus opiniones se refleja que carece de una “opinión actualizada y autónoma” parra defender los derechos humanos.

“Por tu trayectoria personal, por las víctimas de violaciones a derechos humanos, por el respeto a las leyes mexicanas y por la autonomía constitucional del organismo te solicitamos respetuosamente renunciar al cargo de Presidencia de la CNDH”, manifestaron las organizaciones firmantes.