Foto: Vanguardia/Mayra Franco
En su viaje más reciente a ese país para conocer los modelos de desarrollo, económicos y en tecnología, Palacios aseguró que se tienen cosas que aplicar en México y que podrían dejar grandes resultados como se hizo en el sitio

Al iniciarse un nuevo periodo en México, donde existe un cambio de modelo económico que pasó de estar abierto a cerrado, se podría llegar a tener una nación de éxito, con estrategias como las que aplicó Singapur para posicionarse como uno de los países con mayor riqueza a nivel mundial.

En una conferencia llamada “La travesía a Singapur-China. Aprendizajes para Guanajuato”, el doctor José Luis Palacios, aseguró que el país ya inició una transformación que de continuarse con tácticas innovadoras competiría de manera global en el sistema educativo y de la innovación.

En su viaje más reciente a ese país para conocer los modelos de desarrollo, económicos y en tecnología, aseguró que se tienen cosas que aplicar en México y que podrían dejar grandes resultados como se hizo en el sitio.

Al describir que Singapur se creó hace 50 años y tiene el tamaño de Guanajuato, dijo que se considera el país más rico en el mundo gracias a que el fundador de Singapur, Lee Kuan Yew, tomó el mismo rumbo de Obrador de combatir la corrupción, decidido a castigar el delito con pena de muerte.

“Cambia el rumbo porque efectivamente, en los primeros años no se podía acabar la corrupción con leyes fuertes y mano dura, entonces establece la pena de muerte, limita algunas libertades, no es que Singapur tenga plena libertad, pero se da cuenta que liberalizando todo el mercado puede operar todo”, ejemplifica.

En este país se abrió las puertas a la inversión extranjera e invitó a que salgan los mejores talentos de Singapur al extranjero, aunado a ello capta talentos extranjeros.

“De ser un país que no tiene agua, se convierte en un país autosuficiente en agua, que no tenía petróleo y tiene la refinería más grande de Asia, que no tenía recursos financieros y el principal centro motor financiero se hace en desatar la creatividad de la gente de Singapur”, explica.

Refirió que Lee Juan Yew, considerado en esa nación como el padre de la patria, se basó en la medida de competir en la meritocracia, al grado que las universidades son las más competitivas, tiene los mejores profesores y funcionarios con mayores ingresos a nivel mundial.