Foto: Tomada de Internet
Lo primero que notarás es una baja de peso, pero lo que en realidad se pierde es agua y no grasa

Cuando se está decidido a bajar de peso, las personas comienzan a limitarse en la alimentación. Muchas veces se privan de alimentos o moderan su consumo. El plato del bien comer tiene dos alimentos que resultan imprescindibles en la mesa: las tortillas y el pan. Pero, ¿sabes qué es lo que le sucede a tu cuerpo cuando comienzas a alejar estos alimentos de tu dieta diaria?

Comencemos hablando sobre la tortilla. Éste es un principal producto dentro de la dieta mexicana; es la base de la alimentación. Sin embargo, consumirla en exceso puede provocar aumento de peso. Dejar de comerla puede hacerte sentir más débil, ya que la tortilla te da energía. La experta en nutrición Fernanda Alvarado recomienda comer tres tortillas por día.

Por otra parte, está el pan. Este manjar es muy rico, pero en exceso puede ser dañino para el cuerpo y al dejarlo, notarás estas reacciones:

- Pierdes agua: Notarás que adelgazas rápidamente, pero no te emociones, pues lo que pierdes es agua, no grasa. Cuando se dejan de consumir carbohidratos, el cuerpo utiliza reservas de glucógeno.

- Tienes efectos en el corazón: Esto debido al tipo de grano que consumes en el pan. La Asociación Americana del Corazón sugiere que los cereales integrales pueden mejorar los niveles de colesterol en la sangre y reducen las enfermedades del corazón: derrames cerebrales, obesidad y diabetes tipo 2.

- Tus antojos se van a reducir: Según datos de la Clínica Americana de Nutrición, el consumo de carbohidratos produce una dependencia y adicción a ciertos alimentos, por eso dan más ganas de comer ciertos productos. Si eliminas el pan, no tendrás tales antojos.

El pan proporciona hidratos de carbono y vitaminas del grupo B. Si no puedes dejar de comer estas colaciones, entonces trata de comerlo de forma balanceada.