Foto: Especial
Las economías emergentes resultan afectadas (para bien o mal) por el precio alto del petróleo, la diferencia radica en cuáles son productoras y cuáles importadoras

El precio del barril ha subido un 33% desde principios de año y está cerca de ser el mayor de los últimos seis meses, ahora el barril de Brent está en 100 dólares.

Señala Bloomberg que llegará un momento en el que los altos precios podrían "impactar negativamente en todo el mundo", ya que un petróleo caro perjudicará el poder adquisitivo de los hogares y podría acelerar la inflación.

Ganadores

Las economías emergentes pero que son productoras de petróleo. El aumento de los ingresos ayudará a tapar los agujeros de sus presupuestos, lo que permitirá a los gobiernos aumentar el gasto e inversiones. Entre los ganadores se encuentran Arabia Saudí, Rusia, Noruega, Nigeria y Ecuador.

Perdedores

También las economías emergentes, pero las que son importadoras, no productoras, como Turquía, Ucrania e India. 

El alto precio del petróleo forzará a sus gobiernos a aumentar los tipos de interés o resistir y arriesgarse a una fuga de capitales.

Además, se suma el hecho de que el Fondo Monetario Internacional disminuyó su pronóstico de crecimiento global y anunció que el mundo está en un "momento delicado".

(Con información de Bloomberg)