En medio de una de las peores rachas de programación y rating de la empresa Televisa se entregan la noche de hoy en punto de las 19:00 Horas los Premios TVyNovelas 2016.

Todo esto sucede justo después de que las plataformas digitales de la empresa (en concreto, Blim) no hay recibido una respuesta alentadora por parte de los grandes públicos, y a pesar de que en redes sociales se acabaron hace un par de años al conductor Adrián Uribe por querer emular el famoso “selfie” de la entrega 2014 de los Oscares que hizo historia gracias al carisma y originalidad de la conductora norteamericana Ellen Degeneres ahora no sólo regresa como conductor sino que lo juntan con Omar Chaparro y Adal Ramones, queriendo no sabemos si hacer una reinvención de unos Tres Chiflados del nuevo milenio en el contexto de la popularidad de un nefasto programa como “Sabadazo” con el fracaso total de una emisión destinada a eso como la titulada “Adal el Show”. ¿Entonces que será lo que valdrá la pena ver de los premios TVyNovelas 2016? Primero que nada, lo más alentador de la misma es la serie de nominaciones record que tiene “Antes muerta que Lichita”, prácticamente la última producción de la televisora previa a “El Hotel de los Secretos” que pudiera presumir Televisa que tuvo tanto éxito de público como de crítica, y que ante el fracaso estrepitoso de su sucesora “Sueño de Amor” a pesar de su muy reciente fin el pasado mes de febrero parecieran siglos de que el horario estelar de las 20:30 horas ofreciera buenas historias que sin necesidad de ser “originales” como sucedió el año pasado con los premios obtenidos por la producción anterior de Juan Osorio “Mi corazón es tuyo” hacen más que válida la aseveración de “todo tiempo pasado fue mejor”.

Repasemos unas de las ternas principales para confirmar lo anterior: Para el premio principal de Mejor Telenovela tenemos a “Antes muerta que Lichita contendiendo contra el vomitivo refrito de “Amor en silencio” que en el 2015 conocimos como “A que no me dejas”; una buena rival en el género del melodrama por combinar con ingenio el género de la comedia “La Vecina”; la regular adaptación de “El manantial” que el año pasado se conoció como “La sombra del pasado”; un refrito si bien bien producido no del todo bien ejecutado en su totalidad como el de “Muchacha italiana viene a casarse” y la decadente adaptación de un clásico de los 80 como lo fue “Pasión y poder”.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com