Archivo
La imposición de aranceles en EU provocó represalias inmediatas de muchos países, incluidos Canadá y México, que afectaron duramente al sector agrícola estadounidense

Eliminar los aranceles aduaneros al acero y al aluminio beneficiaría a Estados Unidos, México y Canadá, dijo el jueves el secretario de Agricultura estadounidense, Sonny Perdue, quien se mostró optimista de que eso ocurra "más temprano que tarde".

Pese a no estar a cargo del tema, Perdue dijo que la expectativa del sector es que los aranceles sean resueltos en el nuevo acuerdo del tratado de libre comercio entre los tres países norteamericanos, el T-MEC. "Estamos trabajando para ese fin", afirmó.

El presidente Donald Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio el año pasado, con la justificación de que era importante para la seguridad nacional proteger a la industria local de la competencia extranjera que considera injusta.

Pero eso provocó represalias inmediatas de muchos países, incluidos Canadá y México, que afectaron duramente al sector agrícola estadounidense.

Perdue reconoció sus diferencias con Trump, al decir a periodistas que el presidente "escucha", pero "tiene una opinión diferente en relación al beneficio de los aranceles".

El secretario agregó que esperaba que el nuevo tratado que reemplaza al TLCAN se completara con la eliminación de esas tarifas. "No estamos a cargo, (pero) reconocemos que es de nuestro mayor interés que eso suceda", indicó.

En un foro de agricultura, Perdue coincidió con sus pares de Canadá y México, Lawrence MacAulay y Víctor Villalobos Arámbula.

En sintonía, el ministro canadiense dejó clara su postura: "Necesitamos que se eliminen los aranceles sobre acero y aluminio".