Foto: Francisco Muñiz
En su primer día, familias y parejas asistieron sin temor al riesgo de contraer coronavirus

Las enormes pantallas y rocetas de maíz volvieron a dar vida a las salas de cine de una plaza comercial al sur de la ciudad, para recibir a poco más de 200 espectadores.

En su primer día, familias y parejas asistieron sin temor al riesgo de contraer coronavirus en la reapertura donde las medidas de seguridad fueron marcadas con pancartas desde la entrada.

Uno de sus colaboradores tomó la temperatura de cada asistente, que además debía pasar por el tapete sanitizante y gel antibacterial y portar cubrebocas.

Aunque la oferta era de solo dos películas, las salas lograron ocupar la mayoría de los lugares al separar a los espectadores con dos butacas de distanciamiento entre cada grupo, así como una fila entera encintada con bandas amarillas y una no.

En la dulcería cada colaborador, enmascarado y portando cubrebocas, sirvió combos de palomitas, tras una lámina de acrílico.

Las áreas de videojuegos y máquinas expendedoras de peluches fueron clausuradas, así como algunos espacios de área común.

Foto: Francisco Muñiz

CINÉFILOS DE CORAZÓN

Lo que para unos representaba un riesgo inminente, para los asistentes fue lograr saciar uno de sus placeres con mayor anhelo durante el confinamiento, quienes salieron de forma ordenada con una sonrisa.

“La verdad extrañamos mucho venir al cine, ver una película en grande y comer palomitas de aquí”, expresaron Ángel Palomo y Wendy Aguillón.

La pareja señaló que mientas se respeten las medidas de seguridad dentro de las salas de cine no hay riesgo que temer, pues “la vida tiene que seguir, el chiste es cuidarnos todos estando fuera de casa”, dijeron.

Fue alrededor de las 14:00 horas que los primeros boletos comenzaron a venderse para continuar con la bienvenida hasta las 21:00 horas con su última función.

La reactivación de los cines fue considerada como exitosa por los empleados del complejo, pues aunque 200 boletos no se comparan con la afluencia normal, sin pandemia, durante la contingencia y de acuerdo con el aforo del 25 por ciento en cada sala, es una cifra óptima, dijeron.

El cine Olimpia fue otra de las salas que volvió a la actividad.

Acción. Observando todas las medidas de sanidad, el complejo de cines ubicado en una plaza comercial del sur de Saltillo, reabrió sus puertas tras varios meses de inactividad.

 

Ana Luisa Casas

Escritora y bailarina. Periodista desde los 19 años. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por Universidad Autónoma de Coahuila. Comenzó su carrera como colaboradora en INFONOR y posteriormente en El Universal de la Ciudad de México. Así como tres medios regionales. Tiene una publicación en “Mínima” una antología de  microficción. Acreedora de la estatuilla Armando Fuentes Aguirre en la categoría de Entrevista y especialista en Derecho a la Información, Fiscalización y Combate a la Corrupción por la Academia Interamericana de Derechos Humanos. Actualmente se desempeña orgullosamente como periodista en Vanguardia.