Foto: Especial
García Luna recibió al menos cuatro millones de pesos de recursos públicos de esta red, provenientes de la Secretaría de Gobernación y del gobierno capitalino

Las llamadas empresas factureras que denunció el gobierno federal no solo eran utilizadas para defraudar al fisco: Genaro García Luna, el exsecretario de Seguridad con Felipe Calderón acusado de tráfico de cocaína y de dar protección al cártel de Sinaloa, recibió al menos cuatro millones de pesos de recursos públicos de esta red, provenientes de la Secretaría de Gobernación y del gobierno capitalino.

Es la misma presunta red facturera de la que forman parte compañías de los empresarios beisboleros Alfredo Aramburo y los hermanos Juan José y Erick Arellano Hernández, quienes fueron beneficiados con recursos públicos tanto del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como de Sinaloa.

De acuerdo con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la compañía de esta red que participó en un presunto desvío millonario de recursos públicos a García Luna es Operadora Grupo Gas Mart, que está vinculada con Costa Bella & Sands; una empresa facturera denunciada por fraude fiscal y lavado de dinero.

Y su participación en la trama fue la siguiente:

La UIF acusó en diciembre pasado a García Luna y a su familia de recibir transferencias por más de 2 mil 600 millones de pesos que, entre 2012 y 2018, salieron de las arcas públicas. En concreto de la Secretaría de Gobernación, la Tesorería de la Federación y el Gobierno de la Ciudad de México.

Para mover ese dinero, la UIF detectó que hubo una triangulación de recursos entre múltiples sociedades que terminaban en Glac Security, empresa que es de García Luna, según dijo en una conferencia de prensa el 27 de diciembre el titular de la UIF, Santiago Nieto.

En esta triangulación participó Nunvav Inc, compañía panameña que presuntamente fue la que esparció los recursos a cuentas en países extranjeros, como Israel y Panamá, y a otras compañías, entre éstas, Operadora Grupo Gas Mart.

Según la UIF, Operadora Grupo Gas Mart fue utilizada en la trama como puente: recibió 26 millones de pesos de Nunvav. De ese dinero, la investigación apunta que en 2016 Operadora Grupo Gas Mart depositó 4 millones 200 mil pesos a Glac Security, la compañía del exsecretario de Seguridad.

El 24 de diciembre pasado, la UIF congeló las cuentas bancarias de las cinco empresas que presuntamente participaron en esta trama de García Luna, entre ellas Operadora Grupo Gas Mart.

Además, anunció que presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República, la cual dijo en un comunicado el pasado 31 de julio que ésta sigue activa y en proceso de integración.

Ahora, Animal Político revela que Operadora Grupo Gas Mart, implicada en el caso García Luna, comparte socios, representantes y apoderados, con la presunta red de compañías de los empresarios beisboleros Alfredo Aramburo, dueño de Los Algodoneros de Guasave, y los hermanos Juan José y Erick Arellano, entre las que hay empresas declaradas fantasma o factureras por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Las factureras son empresas que no tienen infraestructura real, ni personal, ni activos, pero que simulan actividades con facturas falsas con las que, a su vez, inflan sus gastos de manera ficticia para engañar a Hacienda y exigirle devoluciones millonarias. También se utilizan, según el propio Servicio de Administración Tributaria (SAT), para “encubrir pagos de actividades ilegales, disfrazándolos de operaciones de compraventa de bienes y servicios inexistentes (…), como sobornos, tráfico de drogas, extorsión, y actos de corrupción de servidores públicos, entre otros”.

Una de las factureras de la red con la que Operadora Grupo Gas Mart está vinculada es Costa Bella and Sands. Esta compañía fue incluida por la Procuraduría Fiscal en la lista de 43 principales factureras que más dinero han defraudado al país: a todas las acusa por los presuntos delitos de evasión fiscal y lavado de dinero, y por generar un boquete en las arcas públicas de más de 55 mil millones de pesos.

A través de revisiones en el Registro Público de Comercio y de Sinapsis, una herramienta digital para detectar conexiones entre empresas, este medio documentó que, además de Costa Bella, integrantes de Operadora Grupo Gas Mart aparecen en la documentación de múltiples compañías de la presunta red facturera.

Las conexiones... Lee la nota completa en Animal Político