Foto: Especial
El expresidente se manifestó en en contra de la construcción de la refinería en Tabasco, por el daño ambiental que provocaría

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) denunció que el proyecto de refinería en Dos Bocas, Tabasco avanza en un terreno donde ya fueron desmontadas 300 hectáreas de selva y manglares, a pesar de no tener autorización de impacto ambiental ni cambio de suelo. 

Éste es el tercer proyecto estratégico del gobierno entrante que se someterá a consulta popular, de acuerdo con el diario Reforma, sin contar con un estudio de impacto ambiental. 

Tras esta denuncia, Felipe Calderón, por medio de su cuenta de Twitter reprobó el daño ambiental que la construcción de dicha refinería está provocando y llamó a hacer un investigación sobre el caso.

"Debe investigarse el enorme daño ambiental que muestran las fotografías del terreno supuestamente dedicado a la nueva refinería. Es absolutamente ilegal y tremendamente dañino para el medio ambiente. Sería la mayor destrucción de mangle en más de una década", escribió.

Imagen del terreno que se usará para la refinería. Foto: Reforma