Fotos: Francisco Muñiz
Los alumnos, que acuden únicamente dos días por semana, antes de ingresar al aula pasan por un proceso de desinfección y sanitización

Este lunes, como pocos, el Instituto Vida en Ramos Arizpe abrió de nueva cuenta sus puertas para recibir a sus alumnos de manera presencial, pero esta vez bajo una realidad muy distinta a la que conocían, pues sus pupitres cuentan con una separación de dos metros y cada grupo se divide en varias secciones para que su aforo no rebase la cantidad de personas permitidas por la Secretaría de Salud y Educación.

El Instituto Vida, uno de los 100 en el Estado que iniciaron clases este lunes 10 de agosto, ofreció a Los padres de familia la opción de que sus alumnos regresarán a clases con los protocolos y criterios de sanidad que las autoridades de salud han estado recomendando.

Los alumnos que acuden únicamente dos días por semana, antes de ingresar al aula, pasan por un proceso de desinfección y sanitización que consta de toma de temperatura, gel antibacterial, desinfección de zapatos, mochila y son rociados además con una solución sanitizante.

Los padres que a lo largo del día acuden a llevar y recoger a sus hijos también deben pasar por el proceso de toma de temperatura y registro, para reducir al mínimo el riesgo de un contagio por Covid-19.

Kínder, primaria y secundaria, son los niveles que regresaron a clases, divididos en grupos de no más de 10 alumnos y distribuidos en un horario extendido para dar atención a todos los educandos.

“Mi niño va a ir solo dos veces a la semana, los demás días será educación desde casa, pero el hecho de que ya vaya a la escuela por lo menos un ratito le va a servir para que comience a retomar su rutina, eso sí, él ya sabe que no puede compartir sus útiles con nadie, ni su lonche o tampoco puede tocar a otros niños en la hora del descanso, ni se puede quitar la careta mientras esté en la escuela”, señala una de las madres de familia.

A decir de la comunidad del Instituto Vida, las maestras cuentan con la capacitación adecuada para actuar de inmediato en caso de una situación que pudiera poner en riesgo la salud de los alumnos, por lo que confiados decidieron adherirse a este programa híbrido.

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.