Vuelta. Para algunos destinos del Caribe, los cruceros son esenciales en su economía. ARCHIVO
El directivo detalló que la CDC participa en estas acciones porque en su mayoría los cruceros que vendrán al país salen desde puertos estadunidenses

CDMX.- La industria de cruceros, que suma hasta el momento una afectación mayor a los 200 millones de dólares en México y 77 mil millones de dólares a escala mundial por la pandemia, se prepara para el reinicio de actividades en junio próximo con una serie de cambios, entre los que se incluyen que solamente gente vacunada podrá disfrutar de este servicio turístico.

En entrevista, Arturo Musi, presidente de la Asociación Mexicana para la Atención de Cruceros Turísticos (Amepact), explicó que después de un año y medio del paro de actividades por el confinamiento mundial, ya se está en la fase final de la aprobación de los protocolos establecidos por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) para retomar los viajes por mar.

El directivo detalló que la CDC participa en estas acciones porque en su mayoría los cruceros que vendrán al país salen desde puertos estadunidenses.

De acuerdo con informes de la Secretaría de Turismo (Sectur), el viaje de placer por barco es una de las actividades más importante del sector de viajes y placer, ya que en 2019 sus ingresos fueron de 626 millones de dólares, con un gasto promedio de los viajeros de 68.8 dólares.

Este reinicio es sumamente necesario, ya que zonas como Cozumel y Mahahual, Quintana Roo, basan casi la totalidad de su economía en los cruceros y la derrama económica de sus pasajeros; todo estos meses de paro ha sido difícil para la población local, enfatizó Musi.

“Cozumel llegó a recibir más de mil cruceros anualmente y durante más de un año no ha recibido nada. Todos los comercios, así como los taxistas han tenido serios problemas”, señaló.