Reporte. En los últimos 5 años, GM generó más de 20 mmdd en efectivo libre. Foto: Archivo
General Motors parece estar en camino a registrar ganancias de 6 dólares la acción en 2017, prevén expertos

WASHINGTON.- Las acciones de General Motors Co. han tenido un gran desempeño desde finales de agosto, pasando de cerca de 27 dólares a 35.75 dólares recientemente. No obstante, esto simplemente compensó la venta generalizada de mediados de año que, a la luz de los resultados del 3T publicados el 21 de octubre, que superaron las previsiones, era inmerecida.

En lo que va de 2015, la acción ha subido sólo 2%, pero debería estar mucho más alta. Considere que el consenso de Wall Street sobre las ganancias de 2015, ha aumentado 11% desde fin de 2014. Para 2016, el consenso es 16%. Hoy, la principal preocupación de los escépticos de GM es que sus ganancias se encuentren cerca de tocar un techo. Eso parece poco probable, pero la próxima época de vacas flacas, cuando llegue, paradójicamente podría mejorar la confianza a largo plazo en las acciones al demostrar que la nueva versión de la automotriz puede ser sólidamente rentable tanto en años buenos como en malos.

Por ahora, GM parece estar en camino a registrar ganancias de 6 dólares la acción para 2017, lo cual significa que se habría doblado en tres años. 

A medida que esa cifra se asoma en el panorama y los inversionistas se dan cuenta que la nueva rentabilidad de GM no es una fantasía fugaz, las acciones podrían subir a 48 dólares, u 8 veces las ganancias, lo que generaría un retorno de cerca de 40%, incluyendo un dividendo con un rendimiento de casi 5%.

En toda la industria, las ventas de autos y camiones ligeros en EU subieron 13.6% interanual en octubre, a 1,46 millones de vehículos, lo que equivale a una tasa anualizada y desestacionalizada de 18.24 millones de vehículos. 

En comparación, en el decenio que terminó en 2007, un periodo que incluyó las burbujas puntocom y de la vivienda, esta cifra promedió 16.7 millones al año. Durante la crisis financiera, cayó brevemente por debajo de 10 millones. Los inversionistas que buscan ahora signos positivos o sombríos encontrarán ambos. La población estadounidense ha crecido 14% desde 2000, lo que sugiere que un ritmo de ventas de autos más alto es sostenible. Sin embargo, los miembros de la Generación del Milenio están conduciendo menos que las generaciones anteriores. La recuperación económica ha sido lenta, pero eso podría significar que va a durar más tiempo.

La entrevista

El director financiero de GM, Chuck Stevens, prevé registrar ventas anuales ligeramente superiores a 17 millones de vehículos en EU en los próximos años, pero dice que eso es bastante. 

“Estamos en modo de crecimiento en América del Norte, incluso en momentos en que la industria no crece”, dijo la semana pasada a Barron’s.  

El trimestre pasado, GM reportó una utilidad récord de 3,300 mdd antes de impuestos en esa región, frente a los 2,500 mdd de un año atrás. Eso produjo un margen de ganancia de 11.8%, lo que prácticamente garantiza que la empresa alcanzará su meta de 10% en Norteamérica para 2016, un año antes de lo previsto, algo que incluso los más optimistas de WS no anticipaban.

Un cambio en el mercado hacia las camionetas, las cuales son bastante lucrativas, ha ayudado los márgenes, pero también lo han hecho los recortes de costos y eficiencias de fabricación, y hay más en camino. 

Se espera que el Cruze y Malibu de 2016, vengan con 1,500 de ganancias variables adicionales por unidad en comparación con los 2015, y juntos podrían añadir cerca de 800 mdd a las utilidades en América del Norte, según Ryan Brinkman, analista de J.P. Morgan. 

Él predice que el margen en Norteamérica promediará 10.2% este año y 10.5% el próximo año, incluso suponiendo un ligero cambio de camionetas a autos y un moderado descenso de los precios promedio. Al mismo tiempo, GM tiene un buen desempeño en China, su brazo financiero obtiene cada vez mayores ganancias y su servicio de conectividad OnStar está contribuyendo una creciente fuente de ingresos recurrentes.

El trimestre pasado, GM reportó ganancias de mil 400 mdd, básicamente similares a las de 2014, sobre ingresos de 38 mil 800 mdd, frente a 39 mil 300 mdd del año anterior. 

La caída de ingresos se debe a las diferencias cambiarias, sin las cuales aquellos habrían sido 2 mil 300 mdd más altos. Más importante aún, la ganancia fue recortada por pagos al Gobierno y particulares por mil 500 mdd relacionados mayormente con el llamado a reparación de autos por encendido defectuoso. 

Las ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos ascendieron a 3 mil 100 mdd y un margen del 8%, ambos récord, comparados a 2 mil 300 mdd y 5.8% de hace un año. WSJ