En la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores fue cuestionado sobre las denuncias de albergues de Saltillo y de Tijuana, que se quejaron de federales que sometieron a migrantes e intentaron entrar por la fuerza a los inmuebles

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dio a conocer que se pedirá una explicación a la Policía Federal respecto a la denuncia que hizo la Casa del Migrante de Saltillo del presunto sometimiento e intento de allanamiento a sus instalaciones por parte de elementos de esa corporación.

En la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores fue cuestionado sobre las denuncias de albergues de Saltillo y de Tijuana, que se quejaron de federales que sometieron a migrantes e intentaron entrar por la fuerza a los inmuebles.

Ebrard aseguró no tener información sobre las denuncias, sin embargo, se comprometió a revisar ambos casos y solicitar a la Policía Federal una explicación de los presuntos actos cometidos, pues dijo que no hay indicaciones del Ejecutivo para ingresar a ese tipo de centros para migrantes.

“Necesitaría los datos, no hay ninguna indicación de que entren a albergues de la sociedad civil bajo ninguna circunstancia, salvo solicitud del mismo albergue. Pedimos una explicación a la Policía Federal”, contestó el funcionario federal.

 

Por su parte, el director de la Casa del Migrante de Saltillo, Alberto Xicoténcatl, señaló que hay una descoordinación entre el discurso del Gobierno en Federal y la aplicación de la política pública.

Indicó que quien debería dar una explicación respecto a lo sucedido es el Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo.

“Además, los funcionarios de mayor nivel en el gobierno federal, no están enterados de cómo se aplica la política pública en el día a día, y esto no solo dista mucho de sus discursos, sino que además son todo lo contrario”, dijo

El sábado pasado, Xicoténcatl interpuso una queja ante la CDHEC, luego de que elementos de la Policía Federal sometieron a cuatro centroamericanos afuera de la Casa del Migrante, en donde los uniformados lanzaron amenazas e intentaron ingresar.