Diagnóstico. Los médicos solo dijeron a los familiares de Omar que hay que esperar. Foto: Ulises Mtz
Con un vidrio que aparentemente tomó después de romper la taza del baño de su casa, fue como un joven se provocó en el cuello una lesión que lo tiene entre la vida y la muerte

Con un vidrio que aparentemente tomó después de romper la taza del baño de su casa, fue como un joven se provocó en el cuello una lesión que lo tiene entre la vida y la muerte en las instalaciones del Hospital General.

El lesionado es Omar Isaac González, de 23 años, de quien se desconocen las causas para intentar quitarse la vida, pues llegó acompañado de una mujer a las instalaciones médicas.

Alrededor de la 13:40 horas, personal de bomberos acudió a Óscar Pimentel 195 en la colonia Mario Ortiz, donde se requería una ambulancia, pues un hombre sangraba de manera abundante.

Una vez en el lugar, Omar fue atendido y se realizaron las curaciones pertinentes para detener en lo posible la hemorragia, para subirlo a la ambulancia para su traslado a un hospital.

El joven ingresó en estado grave y será en las próximas horas que se dé un resultado de su salud, pues la pérdida de sangre y las cirugías que se le realicen darán un diagnóstico más acertado.