Invitan a donar víveres, ropa, artículos para el hogar y material de construcción para ayudar a las personas que perdieron su casa. Héctor García
Esta es una de las comunidades más afectadas por el incendio de la sierra que inició en ‘La Pinalosa’

San Rafael fue una de las comunidades más afectadas por el incendio en la sierra de Arteaga, que inició en el fraccionamiento “La Pinalosa”. El fuego consumió 13 cabañas, además de más de 400 hectáreas de bosque y campo. Ahora, quedan cenizas, algunas casas en pie y familias que luchan por reconstruir su hogar.

“Perdimos 13 casas en esta comunidad. San Rafael de los Montalvo tiene 444 hectáreas, y por lo que vemos perdimos todas, creo que en total lo que tenemos verde serán 5 hectáreas, perdimos todo, perdimos la sierra”, dijo Yesenia Vázquez, habitante que habilitó su propiedad como centro de acopio y distribución, así como bodega para víveres y material de construcción.

El martes del incendio, fueron evacuadas los pobladores de San Rafael, excepto tres personas, tíos de Yesenia, quienes se quedaron y salvaron más de 14 cabañas, entre ellas la más antigua y donde se originó la comunidad.

“Estamos recolectando los víveres, vamos a hacer un centro de distribución y centro de acopio para la familia que empiece a llegar”, explicó Luis Alonso López Montalvo, poblador de San Rafael.

“Ayuda del gobierno hemos recibida poca, hemos recibido más de la población, y se les agradece mucho, varias empresas de Arteaga y de Saltillo nos han apoyado”, agregó.

Detalló que el alcalde de Arteaga, Everardo Durán Flores, entregó block y arena para la construcción de una cabaña, pero aún faltan más de 13 por construir y otras por reparar. Asimismo hizo un llamado a las autoridades para colaborar en la limpieza de escombro.

Yesenia Vázquez y Luis López Montalvo invitaron a donar víveres, ropa, artículos para el hogar y material de construcción para ayudar a las personas que perdieron su casa y todas sus pertenencias en la comunidad San Rafael.

SOBREVIVEN ANIMALES

Hasta ayer no todos los habitantes de San Rafael habían podido ingresar a la comunidad para ver cómo quedaron sus propiedades después del incendio; y quienes ya se encuentran en el pueblo están alimentando a los animales que sobrevivieron.

“Hay muchos animales a los que nosotros tenemos que irles a dejar comida. Había perritos en las casas que se quemaron, y ellos se salvaron y están ahí alrededor, hay que irles a dar de comer”, señaló Luis Alonso López Montalvo.