Bomberos acudieron a apagar el incendio del Camaro. JETZA MÚZQUIZ
De acuerdo a los primeros informes, una familia estacionó su Camaro y estaban a punto de entrar al almacén para realizar algunas compras cuando les advirtieron que salía mucho humo de la parte delantera

Alarma entre los clientes de un centro comercial generó el incendio de un coche deportivo, provocado aparentemente por un corto circuito que  consumió el motor ante la mirada de sus dueños.

De poco sirvió que el personal de la tienda AlSuper Mirasierra, ubicada en los bulevares Revolución y Mirasierra usarán extintores en un intento por sofocar las llamas, pues estas se originaron bajo el cofre.

Alrededor de las 20:00 horas de ayer fueron reportados los hechos que movilizaron a elementos de la Policía Municipal y a brigadistas del cuerpo de Bomberos de la estación oriente para atender el incidente que ya trataban de controlar los trabajadores.

De acuerdo a los primeros informes, una familia estacionó su Camaro y estaban a punto de entrar al almacén para realizar algunas compras cuando les advirtieron que salía mucho humo de la parte delantera del vehículo deportivo.

Comenzaron a salir llamas y, aunque se utilizaron los extintores, no se pudo en su totalidad detener el siniestro porque se tenía que abrir el cofre, acudiendo los bomberos con una palanca para poder retirar la pieza de metal y abocarse a labores de enfriamiento.

Por fortuna, no se registraron personas lesionadas únicamente los daños materiales.