Fuego. Los vulcanos lograron controlar a tiempo ambos siniestros sin lesionados, solo hubo pérdidas materiales y un intoxicado por humo.ULISES MARTÍNEZ
El fuego pudo originarse probablemente por una seria de luces o una parrilla en uno de los casos

En hechos diferentes, dos incendios en casa habitación se registraron la tarde de ayer en la ciudad de Saltillo; ninguno dejó lesionados, pero sí un menor intoxicado.

El primero ocurrió poco después de las 12:30 horas en la vivienda ubicada en las calles Miguel Miramón y Profirió Díaz, en colonia Guerrero. Fue el humo dentro de la casa lo que puso en alerta a Ángel Imanol, de 14 años, quien estaba dormido.

El menor despertó cuando la casa se estaba incendiando y pudo salir aunque presentó leve intoxicación. Al sitio llegó personal de bomberos a cargo de una máquina de ataque y una ambulancia.

Mientras los vulcanos sofocaban las llamas que arrasaron con varias de las pertenecías, los paramédicos atendieron a Imanol, quien tenía el rostro negro por tocárselo después de palpar cosas de la casa buscando la salida.

El fuego pudo originarse probablemente por una seria de luces o una parrilla.

El otro incidente se registró poco antes de las 13:00 horas en un domicilio de la calle 3, en la colonia Guerrero, donde unas brasas introducidas por el habitante de la casa ocasionaron que se prendieran las paredes de madera.

Al llegar los vulcanos, vecinos habían ayudado a sacar unos muebles. El fuego fue controlado sin lesionados.