Pero no se puede decir... Que ahora poco a poco se "desvanece". Al poderoso político y magnate, le han estado sacando sus "trapitos al Sol", y al caer su jefe de sus campañas políticas, su fama, fuerza y poder, han venido decayendo, y que a la desesperada trata de "rescatar", bajando el tono de sus ofensas, pero ya es muy tarde para reponerse, porque el daño que hizo ya está hecho, y no le será fácil borrar los ataques a los indocumentados, y estos tampoco olvidan esas agresiones que le cobrarán con el voto de su ¡desprecio!.