Pero se puede decir... Que también es "destrucción". Hasta cierto punto "exhibe" a ciertas autoridades, principalmente a las municipales al ponerlas en evidencia, como está sucediendo con la Comuna lagunera, que con las recientes lluvias, las calles y avenidas se inundaron cual si fueran ríos, por "carecer" del drenaje pluvial tan urgente y necesario, además de que el pavimento quedó destrozado, pero para el Alcalde hay otras prioridades como el construir el innecesario "teleférico" en Torreón, que para empezar no es una ciudad turística, en vez de haber utilizado ese enorme gasto en arreglar como se merece a la Perla de la ¡Laguna!.