Pero no se puede decir... Que el Presidente hará un cambio radical en su cuarto "informe". Presintiendo un "desaire" en masa de los invitados tradicionales a su mensaje en Palacio Nacional, decidió invitar al mismo a jóvenes ajenos a la política, como "relleno" para que no se vea tan solo el recinto donde se llevará acabo tan importante acto republicano que prácticamente ya está en puerta, y que tendrá la mirada de todos los mexicanos de dentro y de fuera, que estarán atentos sobre lo que hablará y que deberá de estar pegado a la realidad del ¡País!.