Foto: Tomada de Internet
Como parte de la implementación de las acciones para evitar el huachicoleo -que iniciaron el 20 de diciembre de 2018-, se inhabilitaron 13 mil 16 tomas clandestinas y se aseguraron 8.3 millones de litros de combustible, 562 detenidos y 811 cuentas bloqueadas

El robo de combustible se redujo en un 91% a un año de que se implementó la estrategia contra el robo de combustible, lo que generó un ahorro de 56 mil millones de pesos, informó el titular de Pemex, Octavio Romero.

“Durante 2018 tuvimos una pérdida de 20 millones de barriles, mientras que en 2019 la cifra fue de un millón 800 mil barriles”, detalló.

Como parte de la implementación de las acciones para evitar el huachicoleo -que iniciaron el 20 de diciembre de 2018-, se inhabilitaron 13 mil 16 tomas clandestinas y se aseguraron 8.3 millones de litros de combustible.

En conferencia de prensa, Octavio Romero detalló que se abrieron 345 carpetas de investigación, 535 personas fueron vinculadas a proceso, 562 personas han sido sentenciadas, hay 332 ordenes de aprehensión y se han asegurado 154 inmuebles.

Asimismo, Romero Oropeza indicó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda ha bloqueado 811 cuentas bancarias con un monto congelado de 466.6 millones de pesos y 28 mil dólares relacionadas con el huachicol, y ha presentado 21 denuncias ante la Fiscalía General por lavado de dinero.

Puntos conflictivos 

El director de Pemex comentó que se han detectado 149 kilómetros de ductos “conflictivos” y se han incrementado las tomas clandestinas de combustibles porque los presuntos delincuentes migran a otros puntos conforme aumenta el control sobre las redes.

“Tenemos 149 kilómetros detectados como los más conflictivos y donde están actualmente más del 95 por ciento de las tomas clandestinas”, explicó el funcionario durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Agregó que con la vigilancia mediante el despliegue de elementos de la Secretaría de la Defensa y de la Guardia Nacional se ha logrado reducir significativamente el robo de carburantes, pero quienes cometen este delito van migrando hacia otros puntos para continuar la extracción ilegal.

Romero Oropeza explicó que durante 2018 se detectaron 205 tomas clandestinas y en 2019 se incrementaron a 323, por lo que se trabaja en diversas acciones para detectarlas y eliminarlas.

Entre las acciones para reducir este ilícito se contempla prohibir la venta de válvulas que son usadas por quienes extraen los carburantes, así como continuar cubriendo con cemento los ductos a fin de imposibilitar el robo de gasolinas.

El titular de Petróleos Mexicanos refirió que actualmente hay 71.5 kilómetros de ductos cubiertos con concreto y se tiene contemplado incrementar este año a 175 kilómetros.