Supongo que con el título de esta columna ya algunos decidirán no seguir leyendo, pero les ruego que no se adelanten. Sí, “Search Party”, la nueva comedia de TBS, es un tanto pretensiosa y está ambientada en el universo hipster del Nueva York actual, pero vale la pena.

“Search Party” se une al grupo de series independientes que ahora se producen y reproducen como si fueran conejos. Las comedias inteligentes, agridulces, tragicómicas o cualquier otra descripción que nos interese, han creado ya un universo propio y nos obligan a medirlas con sus propias varas. Por eso creo que “Search Party”, al pertenecer a esta élite moderna, suma algunas virtudes que le aportan ventaja dentro de su estilo.

“Search Party” aborda la historia de cuatro amigos de la carrera que todavía son inseparables. Seis años después de haberse graduado, se enteran de que una de sus compañeras de generación está desparecida. No eran cercanos a Chantal, pero el hecho crea cierto impacto en cada uno de ellos, sobre todo en Dory (Alia Shawkat, “Arrested Development”), quien pasa por una crisis existencial. Ella es quien finalmente decide buscar a su antigua compañera por sus propios medios, y exige a sus amigos que la ayuden en tan extraña pesquisa.

En esta comedia negra existe el misterio e incluso una historia interesante sobre investigación criminal muy al estilo de Edgar Allan Poe. Dory es una especia de Auguste Dupin moderno. Es inteligente y más astuta que sus amigos, y está determinada a localizar a la misteriosa Chantal. Alia Shawkat está realmente genial en su interpretación. Ya no es la niña de “Arrested Development”, sino una mujer de 27 años con una belleza única, un estilo propio y un talento genuino para este protagónico.

Los otros personajes también son una delicia porque parecen ajustarse a los estereotipos (el homosexual egocéntrico, la actriz bonita pero poco avispada, el novio nerd celoso del ex novio con mayor autoestima), pero de una manera natural, ingeniosa y refrescante. 

En cuanto a su estilo de comedia, el mayor logro de “Search Party” es que consigue un balance justo de cada rubro creativo: la narrativa, el arte, la música, la fotografía… todos estos aspectos funcionan como engranes de un todo, algo que pocas producciones consiguen. No es una farsa abierta y boba como “Wet Hot American Summer” (que de cualquier manera es divertidísima), no es una historia tragicómica (visión del payaso con la lagrimita) del tipo de “Transparent” y tampoco es un experimento hipsteriano como “Girls”, aunque quizá posea algunas similitudes con esta última, sobre todo al ambientarse en el mundillo cultural y juvenil de Nueva York. Uno de los aciertos de “Search Party” es que crea sus propias atmósferas con mucho sentido y congruencia. El humor negro es sutil y bastante inteligente, y aunque en algunos casos la sutiliza raya en la pretensión, sabe cuidarse de los excesos.

“Search Party” se estrena el próximo lunes 13 de marzo, a las 23:00 horas, por el canal TBS. Si son fans de las comedias negras, entonces no deben perdérsela. 

Mi calificación: 80 de 100. Mi Twitter: @CalladitaR