Foto: Juan Francisco Valdés
Los acusados, de 20 y 23 años de edad, aún no rinden declaración en torno a los hechos que ocurrieron durante el domingo por la mañana

Edwin y Luis, los jóvenes acusados del incendio forestal a la sierra de Zapalinamé, continúan en calidad de detenidos.

Ellos están por los cargos de amenazas a los policías, mientras que autoridades forestales preparan denuncian formal por daños ecológicos.

Los acusados, de 20 y 23 años de edad, aún no rinden declaración en torno a los hechos que ocurrieron durante el domingo por la mañana.

Solo han mencionado que su camioneta Jeep Patriot sufrió sobrecalentamiento, lo que origina el siniestro, pero ninguna autoridad se ha presentado a interponer denuncia formal.

Del delito de amenazas podrían quedar en libertad las próximas horas de este martes al cumplirse el término de las 48 horas.