Plantean. Activistas expusieron la problematica ante diputados para que legislen sobre el tema. Foto: Orlando Sifuentes
En la entidad se han documentado 52 denuncias por violencia sexual

A través de 93 mercados de explotación sexual, más de 16 mil videos íntimos de mujeres de Coahuila son expuestos sin su consentimiento, informó la activista Olimpia Coral Melo, quien agregó que en el estado se han documentado 52 denuncias por delitos de violencia digital.

Ayer se realizó en el Congreso del Estado un coloquio sobre violencia digital, organizado por doce colectivos encabezados por la activista Olimpia Coral Melo, quien después de ser víctima de la difusión de contenido íntimo, ahora promueve a nivel nacional que se modifiquen las leyes para castigar ese tipo de delitos.

CIRCULAN EN LA RED

Después de hacer una búsqueda en plataformas de internet, los colectivos documentaron que hay 16 mil videos íntimos de mujeres de Coahuila, que son compartidos sin su consentimiento. Principalmente se detectó que se distribuyen mayormente en Saltillo, Monclova, Torreón y Acuña.

“Tan solo en Acuña fueron más de 7 mil videos de mujeres (difundidos) sin su consentimiento, se ha normalizado y se ha minimizado, se cree que lo virtual no es real, pero sí lo es. Debemos de poner mucha atención en la afectación que hay de las mujeres en internet”, comentó Coral Melo.

La activista dijo que en el estado se han documentado 52 denuncias a través de la organización Defensoras Digitales, mismas a las que se les da acompañamiento de especialistas. Aunque consideran que la legislación está mal redactada y no se asegura que se imparta justicia si se denuncia formalmente la difusión de videos íntimos.

“Este tipo de eventos son para visibilizar, de forma real, con datos específicos de la afectación de la violencia digital en Coahuila, que es uno de los estados donde es alarmante la situación por los casos que se han dado y porque no se tiene una legislación adecuada”, dijo.

COMPARTEN SUS EXPERIENCIAS

En el evento, Coral Melo compartió con estudiantes de diferentes escuelas el testimonio sobre la difusión de contenido íntimo que sufrió en el 2013. Además, otras jóvenes de Coahuila también compartieron sus experiencias ante el público.

En la explanada del Congreso del Estado se instaló un tendedero en el que se colgaron cartelones con información sobre los casos de violencia digital que se han documentado en Coahuila, así como testimonios escritos de algunas víctimas de la problemática. También se instaló una mesa para recibir denuncias.

Las ciudades con más casos:

Saltillo

Monclova

Torreón

Acuña

Presentan iniciativa de la ‘Ley Olimpia’

Doce colectivos contra la violencia digital entregaron ayer al Congreso del estado la última de las tres iniciativas que contempla la “Ley Olimpia”, con el objetivo de incorporar al Código Penal de Coahuila los delitos contra la intimidad sexual, con multa y prisión de entre los cuatro y los ocho años de prisión para los agresores.

Encabezados por la activista Olimpia Coral Melo, los colectivos hicieron ayer entrega de la iniciativa que pide reformar el Código Penal del Estado, la cual se une a las dos que se presentaron el mes pasado para tipificar el delito de ciber acoso e incluir la digital como una modalidad de violencia en el estado.

Estas tres propuestas forman parte de un proyecto de Ley que ya fue aprobado en Chiapas, Puebla y Zacatecas. Hoy entregamos los delitos contra la intimidad sexual, que contiene agravantes, cambios para reconocer la violencia sexual en internet”, dijo Coral Melo.

A la nueva propuesta se adjuntaron 426 firmas que se recolectaron en Coahuila en los últimos dos meses para exigir que se legisle en la materia.

La iniciativa presentada consiste en señalar que comete el delito de violación a la intimidad sexual quien divulgue, comparta, distribuya, compile, comercialice, solicite y/o publique o amenace con publicar imágenes, audios o videos de una persona desnuda parcial o totalmente de contenido íntimo, erótico o sexual, ya sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento de la víctima.

Se propone que las penas aumenten hasta en una mitad del máximo de la pena cuando el delito sea cometido por el cónyuge o persona que esté o haya estado en una relación afectiva con la víctima o cuando se cometa en contra de una persona que por su situación de discapacidad no comprenda el significado del hecho.