Archivo
Reynolds publicó su intención de batir este récord del mundo en una plataforma de ayuda a recaudación de fondos llamada Justgiving.com.

Jack Reynolds, un británico de 105 años ha batido el récord del mundo en ser la persona más longeva en subir en una montaña rusa. El motivo por el que el anciano ha decidido subirse a esta atracción es recaudar dinero para ayudar a financiar al servicio de ambulancias aéreas de Derbyshire, Leicestershire y Ruthland, Inglaterra.

Reynolds publicó su intención de batir este récord del mundo en una plataforma de ayuda a recaudación de fondos llamada Justgiving.com. Así explica el propio anciano la gesta en esta página web:

“El 6 de abril de 2017 cumpliré 105 años, así que he decidido que, en vez de sentarme y leer una segunda carta de la Reina, prefiero recaudar un poco de dinero para una caridad bien merecida y también ganar mi segundo récord Guinness al ser la persona más vieja en subir en una montaña rusa”.

No es el primer récord del mundo que tiene Reynolds. El pasado año, también en el día de su cumpleaños, se hizo con la marca de ser el hombre más viejo en hacerse un tatuaje. Lo hizo también con fines caritativos: consiguió reunir 2 mil 146 libras (algo más de 2 mil 500 euros) que donó a Ashgate Hospice, un hospicio que se ocupa de los cuidados de enfermos terminales de la zona del norte de Derbyshire.

Jack Reynolds ha vivido muchos años, pero tiene la misma vitalidad que cuando era joven. Ojalá el año próximo vuelva a hacer otro acto de caridad similar a estos dos. Por muchos años.