Los perfiles también presentan un examen de inglés, pues el mercado demanda que los choferes puedan sostener una conversación bilingüe. / Archivo
Servicio de transporte de alto lujo planea llegar al norte el próximo mes

Un nuevo sistema de transporte privado llegó a México que promete tener vehículos de lujo, así como conductores profesionales, bilingües y 100 por ciento confiables.

Mexilimo —el nombre de este nuevo modelo— busca que los pasajeros tengan una gran experiencia con calidad en el servicio. 

Inició sus operaciones en la capital del país a finales de enero de este año y fue implementado por tres socios mexicanos que decidieron buscar un nuevo modelo de transporte ejecutivo de alto nivel. Samuel Ríos Sarafanov, director General de Mexilimo, dice a VANGUARDIA que el objetivo es conquistar a turistas y/o empresarios que deseen tener una experiencia única. 

“En lo que va del año hemos tenido una excelente aceptación en México, nos hemos ido muy bien. El mercado al que nos dirigimos son turistas o empresarios que vienen del extranjero, principalmente, aunque no descuidamos el mercado local que ha funcionado muy bien”. 

Sin embargo, en últimas fechas han realizado viajes que parten desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) con destino a otras ciudades como: León, Veracruz, Querétaro, Guadalajara, Mérida y Cozumel. 

Ríos Sarafanov aclara que no se trata de un sistema parecido ni a Uber ni mucho menos a un taxi, pues además que los coches que utilizan son de lujo, los choferes están capacitados para cumplir funciones, incluso, como de asistentes en el camino al grado que podrán conseguir desde una cita para uno, dos o tres restaurantes, son bilingües y conocen perfectamente la ciudad. 

“Como se trata de un sistema de transporte de muy alto nivel, no es que el chofer llegue al destino y lo espere ahí afuera, sino que está al pendiente en las aduanas, es recibido por un chofer o una hostess y desde ahí inicia la experiencia… si necesita cambiar dólares, hacer alguna reservación o cualquier cosa que necesite nosotros lo ayudamos. Hemos tenido experiencias en las que llegan desde Estados Unidos o Australia y nos encargamos de que su estancia sea mucho mejor en los días que ellos estén de visita aquí”, asegura Ríos Sarafanov. 

El perfil de los asistentes de viaje 
Para la contratación de los choferes inicia con un proceso que llega a tardar hasta dos meses y medio porque buscan perfiles que a quienes se les practican estudios socioeconómicos, exámenes de control y confianza, antidoping así como que no tengan ningún antecedente penal. Una vez que pasan esos exámenes pasan por varias entrevistas y evaluaciones acerca del traslado. 

Los perfiles también presentan un examen de inglés, pues el mercado demanda que los choferes puedan sostener una conversación bilingüe. 

Archivo

¿Cómo funciona?
Para reservar un automóvil Mexilimo, el usuario tendrá que ingresar a la plataforma www.Mexilimo.com o solicitarlo a través del correo electrónico: contacto@Mexilimo.com
Mexilimo forma parte de la Asociación Nacional de Limosinas de Estados Unidos a través de la cual son contactados vía electrónica porque cuentan con excelente estándar de servicio. 

Coches y costos 
Actualmente cuentan con una flotilla de 10 vehículos modelo 2016 —forrados con asientos de piel— como: BMW, Chrysler 300, KIA, Suburban, Escalade, Transit y Sprinter que operan únicamente en la ciudad de México pero que pueden realizar los traslado a cualquier destino. 

El próximo mes Monterrey será la segunda ciudad que contará con este nuevo tipo de servicios y tendrá un parque vehicular de 10 automóviles de último modelo, así que podrá realizar traslados a cualquier parte del norte del país. 

Este nuevo sistema de transporte privado también busca iniciar operaciones en alguna ciudad de El Bajío como Querétaro, León, Aguascalientes o Guadalajara. 

Aunque están en los últimos detalles para arrancar con la app, Samuel Ríos Sarafanov asegura que el servicio que prestan es una reservación que debe hacerse con tiempo suficiente y el sistema de cobro puede ser con tarjetas de crédito por internet, depósitos bancarios, transferencias, terminal o incluso efectivo. 

“El costo de un viaje sencillo cuesta 500 pesos en el centro de la Ciudad de México y un taxi en promedio sale en 400 pesos saliendo del aeropuerto. El servicio de un día completo de un BMW puede tener un valor de 2 mil 900 pesos; lo cual rentar un carro en alguna agencia y sin chofer, costará casi 2 mil 500 pesos”, detalla el director General de la firma. 

UN AUTO PARA TUS XV AÑOS
Si el cliente lo que requiere es contar con un aliado flexible que le apoye en llevarla al estudio fotográfico como al salón de belleza por el tema del peinado, las uñas y el maquillaje, el chofer que se le asigne no sólo tiene por misión llegar a tiempo a donde lo necesites, tiene el compromiso de brindar un servicio de asistente personal para que le apoye a resolver situaciones, que en ocasiones, se nos escapan de las manos por muy organizada que esté una celebración

Sólo para conocedores
> Todos los autos son de lujo, último modelo y los choferes bilingües a quienes se les aplican exámenes de control y confianza, antidoping, estudios socioeconómicos y no deben tener antecedentes penales.
> Sedan: $3 mil 240 con derecho a un recorrido de 200 km y 9 hrs. ($540 por hora, 3 horas mínimo). 
> Luxury Sedan: $5 mil por un recorrido de 200 km y 9 hrs. ($840 por hora, 3 horas mínimo).
> Luxury Sub: $6 mil 100 por un recorrido de 200 km y 9 hrs. (Mil 020 pesos por 3, tres horas mínimo).
> Luxury Van: $6 mil 100 por un recorrido de 200 km y 9 hrs. (Mil 020 por hora, 3 horas mínimo).
> Los autos que utiliza son: BMW, Chrysler 300, KIA, Suburban, Escalade, Transit y Sprinter.

Karla Tinoco

Soy Karla Tinoco, tengo 29 años y nací en Durango. Soy reportera desde 2009, estudié Ciencias y Técnicas de la Comunicación, fui becaria PRENDE generación Primavera 2011 en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México y me gusta contar historias, especialmente las de desaparecidos. Siempre he creído que el periodismo es el oficio más bonito del mundo, pero que no sirve de mucho si no provoca cambios en la estructura social, si no indigna, si no conmueve y si no nos hace más solidarios con los otros.