Tendencia. El cabello rizo y ondulado está de vuelta. fotos: internet
Considerado como el ‘body positive’ de las cabelleras el ‘curly girl method’ cuenta cada vez con más adeptas que ponen de moda el cabello rizado dejando atrás el alaciado

Después de más de dos meses confinados sin cortes de cabello y sin estilizar mucho nuestra melena, el ‘body positive’, esta filosofía que ha permitido que muchas mujeres (y también algunos hombres), amen sus cuerpos sin importar la talla o los cánones de belleza; es ya una tendencia imparable que nos ha conquistado de pies a cabeza. En las últimas semanas, una conocida marca de productos de belleza ha iniciado una campaña para desmitificar todo lo que se dice sobre el cabello, la empresa ha defendido el derecho de las mujeres por pintarse, cortarse o dejarse crecer la melena como más les plazca, dejando atrás diversos estereotipos.

Por ello, este movimiento a nivel mundial ha popularizado una nueva tendencia post-pandemia, el ‘Curly Girl Method’, que empezó siendo, como su propio nombre indica, un método; pero que ahora aúna a toda una comunidad de mujeres con melenas ‘curly’ (ya sean de tipo afro, ondulados, rizados) que buscan cuidar sus cabellos para resaltar la belleza natural de los mismos. Algunos influencers y famosas se han ido sumando a este estilo, junto a internautas que han dejado atrás los peligrosos tratamientos capilares para dar paso a la naturalidad y la confianza.

APUESTAN POR LAS ONDAS

En primera instancia, puede no resultar relevante más allá de ser una nueva tendencia estética, pero para muchas mujeres ‘curly’ u ondulado va más allá. Y si no, que se lo pregunten a Leona Lewis: “entré en la industria de la música con el pelo grueso y rizado, pero no pude evitar darme cuenta de que estaba rodeada de imágenes con el pelo liso”, dijo la cantante a la revista Glamour.

Ahí radica una de las claves: muchas mujeres de cabello rizado hablan en redes sociales de un estigma hacia este tipo de melenas, de la desinformación y falta de productos, y de cómo el liso se asocia al cabello arreglado y limpio. De hecho, Leona lewis afirmó en Glamour que “al llevarlo liso sentía que mi cabello estaba más pulido”.

Y esta nueva tendencia trata precisamente de cambiar esa percepción. Tiene su origen en la estilista Lorraine Massey, que además de sacar un libro al respecto, desarrolló toda una línea de productos. Sin embargo, con el tiempo, el ‘Curly Girl Method’ se ha ido extendiendo, adaptando, y cambiando.

De hecho, en el mercado existen, tanto marcas tradicionales que cada vez sacan más productos compatibles con esta nueva ideología, como marcas que nacen pensando directamente en las melenas rizadas y naturales. Y muchas de ellas se dan a conocer gracias a la opinión, tanto de influencers, como de usuarias de las redes.

HIDRATACIÓN ANTE TODO

Otra de las seguidoras de esta tendencia es la actriz Zendaya, quien comentó al sitio web Naturally Curly: “cuando salgo de la ducha uso un peine de púas anchas. De lo contrario, mi cabello se enredará o los rizos se desharán”. La artista, además, compartió en Youtube su rutina de cuidados, que incluye varios productos y pasos propios de este método.

Pero, ¿por qué estos cuidados específicos en este tipo de cabellos? Lylien, una mujer que se unió a esta tendencia, cree que es “porque el pelo ondulado y rizado, y sobre todo afro, necesitan mucha hidratación y tiene que ser específica: es un pelo muy frágil y necesita productos que lo protejan”.

Según ella los productos habituales “carecen de esos ingredientes específicos”, explica. 

A SABER:

Investigando el método, la mayoría de las youtubers e influencers que hablan de ello, coinciden en una serie de reglas:

>  Ingredientes a evitar, entre ellos los sulfatos y las siliconas.

>  La manera de secarlo, con toallas de microfibra o algodón en vez de las clásicas, y evitando el secador, salvo con el difusor y aire frío.

>  La forma de peinarlo y desrendarlo, con peines y cepillos específicos en lugar de los tradicionales.

>  La manera de dormir, con fundas de almohada o gorros de satén y un moño o cola alta, conocido como “piña” por su similitud con esta fruta”.

(Con información de EFE y Glamour)

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.