El director de WWF Rusia, Igor Chestin (i), el director general de WWF, Marco Lambertini (c), y el ministro de Agricultura kazajo, Askar Myrzakhmetov, en Astaná después la firma del memorándum para la reintroducción del tigre en Kazajistán. Foto: EFE
Para llevar a cabo el proyecto de reintroducción del tigre, primero se limitarán la agricultura y la ganadería en los escasamente poblados alrededores del lago Baljash.
Si se logra, Kazajistán se convertirá en el primer país del mundo que recupera el tigre salvaje en una región en la que lleva más de medio siglo extinguido"...
WWF

Setenta años después de su extinción en Asia central, el tigre salvaje regresará a los bosques de Kazajistán en el marco de un programa que hoy firman el Gobierno kazajo y la organización medioambiental WWF.

Para ello, en los próximos años se creará una zona protegida en la desembocadura del río Ili, en el lago Baljash. El proyecto se enmarca en el programa "Tx2", iniciado en 2010 con el objetivo de duplicar la población de tigres en libertad antes de 2022. Hace siete años sólo quedaban 3,200 de estos grandes felinos, pero según WWF, gracias a su mejor protección en India, Nepal, China y Rusia en 2016 ya sumaban 3,900.

"Si se logra, Kazajistán se convertirá en el primer país del mundo que recupera el tigre salvaje en una región en la que lleva más de medio siglo extinguido", señaló WWF. Los últimos tigres de Asia central fueron erradicados poco después de la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente los paisajes de la ex república soviética de Kazajistán se caracterizan por la estepa, pues hace tiempo que desaparecieron los espesos bosques en los que habitaba el tigre. Sin embargo, en las orillas de los grandes lagos del noveno país con más superficie de la Tierra sí quedan humedales con hierba alta que resultan adecuados para estos felinos.

Para llevar a cabo el proyecto de reintroducción del tigre, primero se limitarán la agricultura y la ganadería en los escasamente poblados alrededores del lago Baljash. Después, se aumentará la población de animales que sirvan como presa a los depredadores, como por ejemplo los ciervos de Bactriana. Una vez cumplidos estos requisitos se introducirá en la zona el tigre de Siberia (Panthera tigris altaica), el mayor de su especie.