Prevención. A las niñas de secundaria se les aplica la vacuna contra el virus del papiloma humano, para prevenir el cáncer cervicouterino.
Coahuila ocupa el 3° lugar en muertes por cáncer de mama a nivel nacional

En Coahuila, la lucha contra el cáncer es permanente, por eso se llevan a cabo en forma continua programas para prevenir y atender el cáncer en la mujer, señaló el gobernador del Estado, Miguel Ángel Riquelme Solís.

Agregó que la detección temprana debe ser una preocupación de las mujeres, pues de acuerdo con su etapa de la vida es necesario acudir al médico para realizar las revisiones pertinentes, lo que se toma como base para las políticas públicas.

En el caso del cáncer cervicouterino, señaló Riquelme Solís, éste es prevenible y a partir de los 25 años, por lo que las coahuilenses deben acudir a su unidad de salud para realizarse el papanicolaou, que debe ser en forma anual.

Por lo mismo, comentó el Gobernador, deben someterse a una revisión que permita determinar si son portadoras del Virus del Papiloma Humano, pues éste es precursor del cáncer cervicouterino.

Indicó que la vacunación es otra estrategia para combatir este tipo de cáncer, por lo que a los 9 años se debe aplicar a las niñas la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano, que incluye dos refuerzos posteriores.

En el caso del cáncer de mama, la detección oportuna es la clave para evitar desenlaces fatales, por lo tanto es necesario que las mujeres se realicen una autoexploración mamaria una vez al mes, una semana después del periodo menstrual.

AUTOEXPLORACIÓN

Por su parte, el secretario de Salud del Estado, Roberto Bernal Gómez, comentó que entre los principales hallazgos que pueden detectarse con la autoexploración, está la aparición de nódulos o tumoraciones, alteración en la piel de la mama (aspecto de naranja), retracción de la piel de la mama o el pezón o que escurra un líquido en el mismo.

Asimismo pueden aparecer ganglios linfáticos en las axilas o arriba de la clavícula, irregularidades que son fáciles de detectar con la autoexploración y que en caso de aparecer es necesario acudir a la unidad de salud para realizar una mastografía.

También se recomienda, agregó Bernal Gómez, a aquellas mujeres que superan los 40 años de edad, y que tengan antecedentes de cáncer de mama en la familia, se realicen una mastografía anual.

Con estas estrategias y medidas de prevención, Coahuila busca ir a la baja en mortalidad ocasionada por estos tipos de cáncer que afectan a la mujer.