Cierre. Cerca de las 17:00 horas se colocó una aviso en el último vehículo que sería considerado para la primera jornada de vacunación. | Foto: Francisco Muñiz
Si bien fue larga la jornada, los resultados de vacunación fueron halagüeños

Tras 18 horas de espera, siete kilómetros recorridos y paso lento abordo de un vehículo; primero envueltos en chales y mal comidos, después azorados por los intensos rayos del sol, miles de adultos mayores recibieron la vacuna contra el coronavirus en el Módulo de la UAAAN.

Luego de que se diera a conocer el arribo de las dosis para Saltillo, vehículos con hasta cinco pasajeros comenzaron a llegar desde las 15:00 horas del pasado lunes a la Universidad para recibir la vacuna contra el COVID-19.

Quienes trasnocharon al interior de su vehículo o se trasladaron durante la madrugada del martes dejando estacionado un carro “para ganar el lugar”, lo que provocó que algunos vehículos agotaran su batería antes de llegar al módulo final, siendo empujados por el personal de salud.

Septuagenarios con trocas, carcachas y vehículos de reciente modelo, algunos de ellos organizados entre familiares y amigos, arribaron al plantel con taquitos en papel aluminio, jugos, café en termos y hasta crucigramas para mitigar la espera que se prolongó durante toda una noche y parte del día siguiente.

Algunos adultos mayores eran acompañados por sus hijos, otros prefirieron turnarse el volante para invitar a otro adultos mayor y ocupar ese asiento y también fuera vacunado. 

En medio de rezos, sorbos de café y fallas mecánicas, adultos mayores esperaron pacientes su turno en el módulo luego de que que inició su aplicación minutos antes de las 9:00 horas.

Una vez aplicada las primera dosis el personal de la Secretaría de Salud en el Estado y el Instituto Mexicano del Seguro Social recibieron el aplauso de los conductores agradeciendo su labor. 

ATENTOS A LOS VACUNADOS

Mientras que alumnos de la Facultad de Medicina se mantuvieron a un costado de los vehículos estacionados para dedicarse a la observación de los pasajeros, y que no se registrará alguna reacción negativa los 30 minutos posteriores a la aplicación de la vacuna.

Esos como una ambulancia que ofreció la misma Universidad, aunque no se tenían los insumos para la atención inmediata de una trombosis, siendo la complicación más grave que podría generar la vacuna.

ARRIBA DERECHOS HUMANOS 

Visitadoras de la Comisión de Derechos Humanos de Coahuila arribaron al módulo de vacunación en la UAAAN para revisar las condiciones en las que son atendidos los adultos mayores.

Las visitadoras atendieron algunas quejas sobre lo indignas que eran las condiciones en que se tenía esperando a los adultos mayores para que los inmunizaran contra el Coronavirus.

¿SERVIDORES DE LA NACIÓN?

Al cabo de unas horas, al menos una docena de civiles arribaron por sobre la indicación de los guardias de seguridad a las instalaciones y sin identificación argumentando que habían sido llamados para apoyar en la logística.

La forma violenta en la que entraron llamó la atención de autoridades y elementos del Ejército Mexicano, para después ser identificados por los coordinadores de la jornada como “ayudantes” para la logística que consistió en solo observar el proceso.