Foto: AP
Trump se está promocionando como factor clave para lograr un acuerdo fronterizo con el país vecino

Donald Trump cuenta con un perfil psicológico de narcisista, de acuerdo a Forbes, ya que con las elecciones de 2020 a la vuelta de la esquina, sabe lo importante que es fabricar un enemigo y luego retratarse como la única persona que podría “conquistar” a este enemigo construido.

Por ejemplo, la amenaza de aranceles para México. El presidente se está promocionando como factor clave para lograr un acuerdo fronterizo con el país vecino.

El mandatario ha fabricado crisis una y otra vez y luego ha tratado de parecer el salvador de esas situaciones. Basta con mirar más de cerca la crisis fronteriza fabricada por Trump. En realidad, los cruces fronterizos ilegales han disminuido en los Estados Unidos durante 46 años. También creó la crisis del “inmigrante criminal”. En realidad, los inmigrantes, ilegales o legales, tienen una tasa de actividad criminal más baja que los ciudadanos nacidos en los EU.

Trump también se enfocó en su creencia de que la mayoría de las drogas han pasado a través de la frontera de los Estados Unidos mediante puntos de entrada ilegales, cuando la verdad es que la mayoría de las drogas ingresan a través de los puntos de entrada legales. Si el Señor Trump estuviera realmente preocupado por las drogas que ingresan a los EU, un curso de acción mucho más efectivo habría sido reforzar la seguridad en esos puntos legales. Pero eso no habría cabido en su narrativa de los “malos inmigrantes”.

 

Trump también fabricó una “crisis de patriotismo” con respecto a los jugadores de la NFL arrodillados durante el himno nacional. Arrodillarse durante el himno fue una protesta contra la brutalidad policial y la injusticia racial, pero Trump la tergiversó como un tema patriótico. En un mitin en Alabama en septiembre de 2017, Trump le dijo a la multitud: “¿no te encantaría ver a uno de estos propietarios de la NFL, cuando alguien no respeta nuestra bandera, para decir: ‘saca a ese hijo de puta ¡fuera del campo ahora mismo!’”.

¿Por qué los manipuladores/narcisistas fabrican crisis y luego proclaman que las han resuelto? Porque les da a sus partidarios la falsa creencia de que estos están logrando grandes cosas. También quita el foco de las crisis reales en las que el manipulador no ha tomado medidas. Por ejemplo, el huracán María en Puerto Rico. Y si el narcisista finalmente brinda ayuda, seguirá jugando al salvador y le dirá a la gente que deberían mostrarle gratitud.

¿Cómo contrarrestar esta táctica de los manipuladores/narcisistas? Llámalo por lo que es: un intento descarado de atender a los partidarios. Presenta hechos que contradicen las afirmaciones de él y de que primero, hay una crisis, y segundo, que son los solucionadores de esa crisis. Si trabajas con este tipo de “fabricante de crisis”, mantén la documentación de las declaraciones y las acciones tomadas por el narcisista. Además, un flujo constante de información veraz es la mejor manera de contrarrestar este tipo de comportamiento.

Con información de Forbes