Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea (CE), pidió en el Foro Económico de Davos a "contener el inmenso poder" de las grandes empresas tecnológicas, a las cuales solicitó exigirles transparencia y responsabilidad por la forma en cómo diseminan o eliminan contenidos.

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, llamó este martes en el Foro Económico de Davos a "contener el inmenso poder" de las grandes empresas digitales, exigiéndoles transparencia y responsabilidad por cómo diseminan o eliminan contenidos.

Von der Leyen hizo gala del esfuerzo en digitalización que prevé acometer la Unión Europea (UE) en los próximos años, invirtiendo un 20 % de su fondo de recuperación pospandemia para esta tarea, pero incidió en que para tener éxito será necesario "abordar también el lado oscuro del mundo digital".

"El modelo de negocio de las plataformas en línea tiene un impacto no solo sobre la competencia libre y justa, sino sobre nuestra democracia, nuestra seguridad y la calidad de nuestra información. Por eso tenemos que contener este inmenso poder de las grandes empresas digitales", dijo en su discurso ante el Foro, que este año se celebra de forma virtual.

Para la presidenta del brazo ejecutivo de la UE esto significa, en primer lugar, que lo que es ilegal fuera de Internet debería serlo también en la red.

Pero también por que "las plataformas sean transparentes sobre cómo funcionan sus algoritmos" porque "no podemos aceptar que decisiones que tienen un impacto tan amplio en nuestra democracia sean tomadas solo por ordenadores".

Tiene que quedar establecido claramente, insistió, que las empresas de Internet se hacen responsables por el modo en que diseminan, promueven y retirar contenido.

"No importa cuán tentador pueda haber sido para Twitter desactivar la cuenta del presidente Trump, una interferencia tan seria con la libertad de expresión no debería estar basada solamente en reglas de empresa. Tiene que haber un marco legal para decisiones de tanto alcance", dijo.

Bruselas propone para ello una ley que regule los servicios digitales y otra sobre el mercado digital en la UE, pero querría que la nueva administración estadounidense dirigida por Joe Biden se sume a los esfuerzos para crear reglas para la economía digital válidas para todo el mundo.

"Desde la protección de datos y la privacidad a la protección de infraestructuras críticas. Un conjunto de reglas basadas en nuestros valores: derechos humanos y pluralismo, inclusión y protección de la privacidad", dijo Von der Leyen.

INVERSIÓN PRIVADA PARA SALVAR EL PLANETA

 

Una llamada a la cooperación global que reclamó también en materia de lucha contra el cambio climático, área dónde la UE se ha propuesto ser líder mundial y en la que ve renovado ímpetu tras el regreso de EU al Acuerdo de París con el cambio de administración.

La UE quiere reducir en un 55 % sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2030, prevé aprobar pronto su primera Ley Climática, presentará un marco legal con el fin de proteger el 30 % de la superficie terrestre y marina de Europa, e invertirá en clima el 37 % de los 750,000 millones de euros de su fondo de recuperación.

"Pero la financiación pública solo no será suficiente" para la tarea, advirtió Von der Leyen, quien abogó por la colaboración entre el sector público y privado -también frente a otros retos- y defendió la lógica empresarial del apoyo al medio ambiente.

Más de la mitad del PIB global, desde la alimentación al turismo, dependen de los ecosistemas y la biodiversidad, recordó.

En este sentido, la UE trabaja en un estándar europeo para los bonos verdes o en una "taxonomía" que defina qué inversiones se consideran ecológicas y cuales no para facilitar la tarea a quienes busquen invertir sostenible.

Pide combatir la desinformación que fomenta el antisemitismo

 

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, pidió combatir las "teorías conspiratorias y la desinformación" porque fomentan los discursos antisemitas. Lo hizo en un comunicado emitido hoy mismo, víspera del Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto.

"Me preocupa ver cómo aumenta el odio hacia los judíos, en Europa y fuera de ella", manifestó la presidenta del Ejecutivo comunitario antes de añadir que "los tiempos de la pandemia también han avivado las teorías conspiratorias y la desinformación, que a menudo fomentan los discursos antisemitas", precisó.

"Asistimos a un preocupante aumento de la distorsión y la negación del Holocausto", lamentó la presidenta en la misma nota.

Asimismo, Von der Leyen subrayó que "ahora que los infundios conspiratorios se propagan en las redes sociales", es importante educar a las generaciones jóvenes contra el antisemitismo.

"Según se propaga la desinformación, las autoridades, las plataformas sociales y los usuarios deben colaborar para velar por que no se distorsionen los hechos históricos, ni en las redes ni fuera de ellas".

Además, lamentó que, debido a la pandemia, los sitios conmemorativos permanecen cerrados y que, por ello, se deben "encontrar nuevas maneras de recordar".

La Comisión evocó en la misma nota a "los millones de mujeres, hombres y niños judíos, así como a todas las demás víctimas, entre ellas cientos de miles de romaníes y sinti (una de la poblaciones gitanas de Europa), asesinados durante el Holocausto".

"Europa prospera cuando su comunidad judía y otras minorías pueden vivir en paz y armonía", agregó la presidenta para anunciar que la Comisión presentará a finales de este año una estrategia que combata el antisemitismo y fomente la cultura judía en Europa.

Este miércoles 27 de enero se celebra el septuagésimo sexto aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, por lo que la Eurocámara celebrará una ceremonia virtual en la que participará su presidente, David Sassoli.

Junto a él, también intervendrán el presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos y Gran Rabino de Moscú, Pinchas Goldschmidt, y el bailarín, coreógrafo y representante de la comunidad romaní Gyula Sárközi.

La conmemoración concluirá con un minuto de silencio en honor a las víctimas del Holocausto y con la oración El Maleh Rahamim, recitada por Israel Muller, cantor de la Gran Sinagoga de Europa en Bruselas.