Foto: Especial
Las unidades serán revisadas por un mecánico para conocer los daños. La gasolinera culpa a PEMEX

Ocoyoacac, Estado de México.- Cerca de 50 vehículos se quedaron varados en la gasolinera número ES12172, localizada en Ocoyoacac, sobre la carretera México-Toluca, porque les despacharon gasolina rebajada con agua.

Debido a las quejas de los consumidores, al establecimiento llegó la encargada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) delegación Toluca, Araceli Delon, y el gerente de la estación, Gerardo Cendón, para atender la demanda de los afectados, pues la mayoría presentaron afectaciones en la bomba de gasolina y sus autos se quedaron detenidos antes de reincorporarse a la carretera.

Algunos de los conductores temen que se hayan dañado los inyectores, por lo que quienes lograron acordar con el gerente, esperan a ser revisados por el mecánico para conocer los daños a sus unidades, pues será el dueño de la estación quien absorba los gastos.

Tengo desde las cinco de la mañana esperando a ver qué pasa, pero tenía que entregar una carga y ahora tendré una penalización porque no llegué a tiempo, así que espero convenir con el dueño del negocio, para que absorba, ojalá, esos gastos”, dijo Juan Carlos Hurtado, uno de los afectados.

Al lugar llegaron más de una decena de grúas para trasladar a Toluca, Lerma y hasta Ixtapan de la Sal algunas unidades que ya no encienden, mientras que otros usuarios regresaron a pie durante varios kilómetros porque su vehículo se detuvo en el camino hacia la Ciudad de México.

También el propietario de la estación se dijo sorprendido, pues aseguró que fueron las bombas uno y dos las únicas con este tipo de combustible mezclado con agua.

“Nosotros pedimos el combustible a Pemex, fue un tanque el que nos llenó por la madrugada y que se despachó de las bombas uno y dos. Es una pérdida, pero vamos a dar la cara, a responder a los afectados, tenemos cinco años y esto nunca nos había pasado. Es un asunto de Pemex”, argumentó Gerardo Cendón.