Foto: Sandra G. Gómez
A partir de este miércoles la CNA empezará a derivar un volumen de 50 metros cúbicos por segundo por la parte del río que cruza la zona urbana de Lerdo, Gómez Palacio y Torreón

Torreón, Coahuila.- Después de un año de que corriera agua por el lecho del río Nazas, la Comisión Nacional del Agua anunció que debido a que se esperan precipitaciones extraordinarias en la cuenca alta y media del afluente, a partir de este miércoles empezará a derivar un volumen de 50 metros cúbicos por segundo por la parte del río que cruza la zona urbana de Lerdo, Gómez Palacio y Torreón.

El agua correrá nuevamente por el canal de estiaje construido con muro de piedra de 3.5 metros de altura, en un área de aproximadamente 5 kilómetros con el fin de controlar las avenidas extraordinarias del río.

Ricardo Álvarez, director de Cuencas Centrales del Norte de la Comisión Nacional del Agua, informó que tras sostener una reunión con autoridades de los estados de Durango y de Coahuila, se determinó la extracción de la presas Lázaro Cárdenas y Francisco Zarco.

Será un desfogue controlado el que hará de forma preventiva, inicialmente con un gasto de 50 metros cúbicos por segundo.

Actualmente la Lázaro Cárdenas y la Francisco Zarco se encuentran al 77 por ciento de su capacidad en el Nivel de Almacenamiento Máximo Ordinario (NAMO).

La Lázaro Cárdenas presenta un almacenamiento de 2 mil 049 millones de metros cúbicos. El NAMO es de 2 mil 700 millones de metros cúbicos.

En tanto la presa reguladora Francisco Zarco (Las Tórtolas) cuenta con 239 Mm3, es decir, un 77 por ciento de su capacidad NAMO que es de 309 Mm3; para hoy martes se espera que alcance el 80 por ciento debido a las aportaciones de las recientes lluvias en la cuenca alta y media del Nazas.

Como resultado de la reunión, se iniciaron también los preparativos para reforzamiento con bordos en las partes bajas del río a fin de evitar el cruce de vehículos y peatones.

El alcalde Jorge Luis Morán Delgado se reunió esta mañana con funcionarios de la CNA para coordinar acciones y dar a conocer a la población los protocolos a aplicar durante las derivaciones que podrían durar unas tres semanas.

 

Por su parte, director de Obras Públicas en el municipio, aseguró que pese a los niveles de erosión de tierra que quedaron tras la última avenida del río, los puentes que conectan a Torreón con Gómez Palacio son seguros, ya que tienen una buena cimentación y los pilotes se encuentran a mayor profundidad.

No obstante, dijo que se colocarán unas marcas de yeso en el puente Plateado a manera de testigos para monitorear los efectos en dichos pasos elevados.

En este momento el país es afectado por tres fenómenos meteorológicos, en tanto que a la temporada de lluvias le quedan dos meses en los que se pudieran presentar abundantes lluvias e importantes captaciones de las presas regionales.

El secretario de Gobierno en Coahuila, Víctor Zamora, dio a conocer que se les informó a los alcaldes y directores de Protección Civil de la región las medidas a tomar para evitar daños y contratiempos con motivo de la avenida extraordinaria.

Se empezó por avisar a los comisariados de los ejidos que se ubican al lado del cauce río para que estén prevenidos y en los casos de las granjas y establos que están incluso situados sobre el lecho del río, se les notificó que muevan los animales.