Un vehículo cargado de explosivos, que tenía como objetivo un puesto de control de las fuerzas de seguridad en Peshawar, estalló ocasionando la muerte de 10 personas, entre ellas cuatro niños

Diez personas, cuatro de ellas niños, murieron en Peshawar el sábado alestallar un vehículo cargado de explosivos que tenía como objetivo unpuesto de control de las fuerzas de seguridad, anunció la policía.

Irfanulá Khan, agente de policía, dijo que el vehículo lleno deexplosivos destrozó el puesto de control a las afueras de la ciudad.Khan dijo que entre los muertos hubo algunos agentes de policía.

''De repente, estalló un vehículo con un ruido ensordecedor'', dijo elpolicía Malik Jehangir, que estaba asignado al puesto de control. ''Seformó una larga fila de vehículos. Uno de nuestros agentes queríaregistrar el automóvil cuando estalló'', afirmó.

Jehangir dijo que 10 personas murieron instantáneamente, incluyendo dosagentes. Cuatro niños y una mujer figuraron entre los civilesfallecidos, agregó.

Se trató del más reciente de una serie de ataques de milicianos contrala ciudad. Otras 10 personas murieron el viernes cuando un camión conexplosivos estalló contra las oficinas regionales de la principalagencia de espionaje del país.

Ese ataque fue uno más de varios lanzados contra las fuerzas locales deseguridad, objetivos occidentales y civiles desde que el gobiernoinició a mediados de octubre la ofensiva contra los insurgentes en laregión de Waziristán del Sur, fronteriza con Afganistán, donde se creeque se esconden los líderes de la red terrorista al Qaida y del grupoextremista Talibán.

La explosión del viernes muy temprano, se escuchó en toda la ciudad ydestruyó gran parte del edificio de tres pisos de la Agencia Conjuntade Inteligencia Nacional paquistaní, al igual que muchos vehículosestacionados afuera.

Una ola de ataques dinamiteros la semana pasada en la ciudad y sus alrededores dejó más de 50 muertos.

Los insurgentes del Talibán y al-Qaida libran una cruenta campañacontra el gobierno paquistaní porque consideran que no es losuficientemente islámico y además les molesta su alianza con EstadosUnidos. La insurgencia comenzó en 2007 y los ataques han aumentadodesde que comenzaron los preparativos de la ofensiva en Waziristán delSur.

El gobierno prometió que los ataques insurgentes no le disuadirán en suempeño de continuar su presencia en la región, donde según lasautoridades reside la red insurgente más sanguinaria de todo Paquistán.El ejército sostuvo que ha logrado éxitos notables en su ofensiva.