El Universal
Cd. de México.- La fracción del PRI en la Cámara de Diputados aseguró que en los últimos 12 meses aumentó la migración de mexicanos a Estados Unidos al llegar a 550 mil y el número de muertos en su intento por cruzar la frontera llegó a 510 casos.
En un informe del Grupo de Trabajo en Materia Migratoria del PRI en la Cámara de Diputados se destaca que del 1 de diciembre de 2006 al mismo día de 2007 se registró un aumento en la migración, sobre todo de mujeres y hombres de entre 14 y 29 años de edad.

"Hay un desinterés en el tema migratorio, no hay avances ni cabildeo para un acuerdo con Estados Unidos, se ha incrementado la emigración por falta de empleos y la frontera norte se ha convertido en las más peligrosa del mundo, con más de 500 muertos", destaca el documento.

El coordinador de ese grupo, Edmundo Ramírez Martínez, dijo a su vez en entrevista que una tercera parte de esas muertes corresponden a mujeres y 70 % son jóvenes -hombres y mujeres- de entre 15 y 29 años de edad. "En promedio 1.5 mexicanos mueren por día, sólo en el intento por cruzar la frontera".

En el análisis se señala que esos 500 muertos en un año supera la cifra de 375 que hubo en 2006.

"Hay aumento constante de muertes que arrojan una cifra de más cuatro mil 500 muertes en los últimos 13 años, ello sin contar un millar de desaparecidos o enterrados en calidad de desconocidos" .

Ramírez Martínez, diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) , dijo que otro tema sensible y que afectará a los migrantes es la "Iniciativa Mérida" que es parte de la estrategia hemisférica de Estados Unidos para inhibir la migración centro y sudamericana que transita por México.

Aseguró que tiene información que ese plan no sólo busca inhibir el tráfico de drogas sino también de personas, expuso el secretario de la Comisión de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios.

Dijo que de los 500 millones de dólares que planea Estados Unidos dar como ayuda a México, al menos 350 millones están destinados a inhibir no sólo el tráfico de drogas, sino el de migrantes centroamericanos. (Notimex)