Buenos Aires.- El deseo de Argentina y Uruguay de coorganizar el Mundial de 2030 para celebrar el centenario de la competición en el lugar que la vio nacer, Montevideo, va tomando forma y ya contaría con el guiño de la FIFA y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

"Es una candidatura que no merece objeciones, es como respetar la historia que el centenario se festeje en el lugar donde los mundiales vieron la luz", señalaron fuentes de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) al diario "Clarín".
Buenos Aires.- El deseo de Argentina y Uruguay de coorganizar el Mundial de 2030 para celebrar el centenario de la competición en el lugar que la vio nacer, Montevideo, va tomando forma y ya contaría con el guiño de la FIFA y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

"Es una candidatura que no merece objeciones, es como respetar la historia que el centenario se festeje en el lugar donde los mundiales vieron la luz", señalaron fuentes de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) al diario "Clarín".

Según señala el periódico argentino, "el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, no sólo ya recibió el pedido: también se entusiasmó con la idea, dejó claro su acuerdo y dio un guiño clave".

"La Confederación Sudamericana apoyará este pedido que el propio Julio Grondona, titular de la AFA y vicepresidente de la FIFA, junto al uruguayo Eugenio Figueredo, le hicieron llegar a Blatter", agrega "Clarín".

La precandidatura se presentará en el Mundial de Sudáfrica 2010 y se oficializará en Brasil 2014, informó a dpa el portavoz de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Ernesto Cherquis Bialo.

"Es una vieja idea que encuentra la fantástica coyuntura de la búsqueda de la FIFA de respetar la historia y de Argentina y Uruguay de repetir la historia", declaró Cherquis Bialo.

El director de Medios y Comunicación de la AFA admitió sin embargo que en las circunstancias actuales proyectar hacia 2030 raya con la ciencia ficción, aunque la voluntad de ambos países de coorganizar un Mundial es firme.

Uruguay fue la sede del primer Mundial de fútbol de la historia en 1930, para el cual se construyó el estadio "Centenario", y ganó los títulos mundiales de ese año y de 1950. Argentina albergó y ganó la Copa del Mundo de 1978, y sumó su segundo Mundial en México `86.

Figueredo, ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y actual vicepresidente de la Conmebol, consideró "muy importante" que "Blatter haya recogido hace aproximadamente cinco años el pedido que Tabaré Vázquez le hizo para que Uruguay sea en conjunto con Argentina uno de los organizadores del Mundial 2030, y que ahora haya dado otro guiño positivo".

"Hay que refrescar el tema siempre que hay oportunidad", señaló Figueredo al portal Montevideo.com, pero admitió que Uruguay deberá trabajar mucho para concretar el sueño de volver a ser sede de un Mundial.

"En el caso de Uruguay, si no fuera compartido con Argentina, sería prácticamente imposible. Por otro lado, Argentina podría hacer un Mundial solo sin ningún problema", sostuvo.

La experiencia de la organización de un Mundial en dos países de Corea y Japón en 2002 es un antecedente de peso, que incluso podría reiterarse ya que para 2018 se postulan dos binomios España- Portugal y Holanda-Bélgica.