México, D.F. .- Banamex, propiedad del estadounidense Citigroup, y un grupo de inversores mexicanos igualaron hoy la oferta por Aeroméxico de los empresarios de ese país Alberto y Moisés Saba, al elevar su propuesta a 160 millones de dólares.
El anuncio se produjo el mismo día en que apareció un tercer postor en la pugna, Mexicana de Aviación, propiedad del Grupo hotelero Posadas, que ofreció 200 millones de dólares, aunque esa proposición depende de una autorización del organismo antimonopolio del país.

El grupo de empresarios mexicanos que encabeza el ex dirigente patronal José Luis Barraza junto con Banamex, que promete además invertir 240 millones de dólares adicionales, dijo en un comunicado que ha "decidido aumentar el precio" a 1,75 pesos por acción, idéntico al de la familia Saba.

Además de Barraza y el banco de Citigroup, participan 14 empresarios, entre ellos María Asunción Aramburuzabala y Valentín Díez Morodo, del Grupo Modelo; Juan Francisco Beckman, de Casa Cuervo; la familia Canales Clariond, del grupo IMSA; Henry Bremond, de la cadena Liverpool, y Tomás Milmo, de la telefónica Axtel.

Banamex y los inversionistas mexicanos precisaron que su oferta asciende a 1.743,5 millones de pesos (unos 160 millones de dólares).

"La única condición de esta oferta es que sea aceptada por un mínimo del 50,1 por ciento de los tenedores de acciones del consorcio Aeroméxico", señaló la nota.

La agrupación empresarial, en la que el Banamex "participa con una posición minoritaria", reiteró su "compromiso incondicional" de aportar 240 millones de dólares adicionales para fortalecer el capital de la empresa "tan pronto como la oferta pública concluya satisfactoriamente".

Añadió que la totalidad de recursos por la compra más la inversión asciende a unos 400 millones de dólares, por lo que pidió a los accionistas tomar en cuenta esta cantidad antes de adoptar una decisión.

La oferta permanecerá vigente hasta el 15 de octubre de 2007, dijo el grupo.

A la puja por la aerolínea se sumó hoy el hotelero Grupo Posadas, propietario de Mexicana de Aviación, que superó las propuestas anteriores al ofrecer unos 200 millones de dólares por Aeroméxico, con el fin de unificar las dos aerolíneas para sean competitivas.

El presidente del Consejo de Administración de Grupo Mexicana, Gastón Azcárraga, precisó que esta oferta de compra tendrá vigencia en tanto que la Comisión Federal de Competencia (CFC, órgano antimonopolio) le dé viabilidad.

El pasado 22 de agosto, los empresarios mexicanos Alberto y Moisés Saba, padre e hijo, ofrecieron 99 millones de dólares por Aeroméxico, pero el 14 de septiembre el banco Banamex, filial de Citigroup, y otros inversores presentaron una oferta de 151 millones de dólares por la empresa.

En respuesta, los Saba aumentaron su oferta a 160 millones de dólares, ahora igualada e incluso superada en una lucha que mantiene en vilo al sector financiero mexicano.